jueves. 06.10.2022

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ha denunciado la desaparición de 60 de las 500 trampas de avispa asiática colocadas por todo el municipio y ha advertido a las personas que las están sustrayendo "que no sirve de nada lo que hacen, ya que la sustancia que contienen como atrayente selectivo caduca al mes de su colocación y debe ser renovada". Así, ha especificado el Consistorio en un comunicado, las trampas retiradas ya no pueden servir para uso particular "y es preferible que vuelvan a dejarlas donde las encontraron". La Concejalía de Medio Ambiente ha recordado que esta campaña preventiva trata de hacer frente a un "problema ecológico global" y supone "un importante esfuerzo económico y humano", por lo que ha vuelto a pedir la colaboración ciudadana para que "no se lleven, rompan o trasladen estas trampas de reina de avispa, cuyas ubicaciones han sido seleccionadas por los expertos y responden a criterios técnicos". Para hacer un seguimiento y poder reponer el producto atrayente las trampas deben permanecer en sus localizaciones originales.