domingo 24/10/21
UNIVERSIDAD

Denuncian “posibles delitos de prevaricación” por las “irregularidades constantes en las convocatorias de plazas” de profesor en la UC

Facultad de Filosofía y Letras, a la que pertenece el Departamento de Ciencias Históricas
Facultad de Filosofía y Letras, a la que pertenece el Departamento de Ciencias Históricas

La Universidad de Cantabria, como cualquier institución pública, nutre su estructura administrativa y docente con concursos públicos, a los que se puede presentar cualquier candidato conforme a la ley, y con promociones internas para los trabajadores de la UC. Pero según ha podido saber este diario, desde hace varios años se vienen produciendo “irregularidades constantes en las convocatorias de plazas de profesorado”.

Esto “no es algo nuevo”, han señalado fuentes de la UC, que indican que “es el modo de actuar” en la Universidad, donde “la Comisión de Ordenación Académica da y quita plazas dependiendo de los que manejan”. Asimismo, señalan que “hay muchas denuncias” de lo que califican como “grupos de interés clientelares”.

La última de estas denuncias, a la que ha tenido acceso este diario, ha sido para asignar una plaza de Profesor Contratado Doctor (profesor fijo) en el Departamento de Ciencias Históricas de la Facultad de Filosofía y Letras hace apenas unos días. Según estas mismas fuentes se han registrado denuncias por hechos similares desde 2017.

Un procedimiento el de 2021 en el que, según el escrito, el director de ese departamento, “con la connivencia de varios profesores”, ha propuesto y aprobado un perfil docente e investigador y un tribunal para esta plaza fija que “solo puede ganar el candidato de la casa”, a pesar de que se pueden presentar candidatos ajenos a la UC.

Según el texto consultado por este medio, el perfil docente “coincide con las asignaturas” que ha impartido el candidato de la UC, mientras que el perfil investigador coincide “con el tema” de su tesis doctoral, lo que le da “una clara ventaja” frente a otros “candidatos externos”. A esto se suma que el tribunal propuesto está formado por profesores “con quienes comparte docencia y amistad desde hace tiempo”, algunos de los cuales ni siquiera forman parte del departamento para el que se convoca la plaza.

Todo ello sin que se celebrara ni siquiera el Consejo de Departamento, órgano competente para definir todo el procedimiento, y contando con el visto bueno del Área de Profesorado de la UC, que lo había aprobado un día antes de que tuviera lugar el citado Consejo.

Esto implica una “clara discriminación” de los candidatos ajenos a la UC respecto a los de la propia Universidad, “soslayando los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad” al asignarse un “perfil de investigación tan concreto y cerrado”.

La denuncia fue presentada por un profesor el 17 de septiembre de 2021 ante el rector de la UC, Ángel Pazos, y según fuentes consultadas por este medio, también ha llegado al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. En ella se apunta un “posible delito de prevaricación” al existir un “interés personal” por parte de varios miembros del Departamento en asignar esta plaza de profesor fijo a un miembro de la UC.

DENUNCIA

Según explica el escrito de la denuncia al que ha tenido acceso este diario, el día anterior estos tres profesores propusieron al Consejo del Departamento tanto el perfil docente e investigador como los miembros del tribunal, lo que llegaba, además, con el visto bueno de la propia Universidad, por lo que el Consejo “no tiene nada que hacer”.

Las condiciones de los perfiles estaban vinculadas casi en exclusiva a la UC y, en concreto, a la carrera del “candidato de la casa”. La denuncia detalla que, por ejemplo, para el perfil docente se pedía haber impartido asignaturas del área de Historia Medieval, algunas de las cuales son específicas y “solo se imparten en la Universidad de Cantabria, por lo que únicamente puede tener experiencia docente en las mismas un profesor” de la UC.

Asimismo, para el perfil investigador se ponía como requisito que estuviera relacionado con el Atlántico en la Edad Media, algo que “coincide” con la tesis doctoral del candidato de la casa y con “proyectos de investigación en los que ha participado”.

TRIBUNAL

Pero las posibles irregularidades denunciadas no se limitan únicamente a las condiciones establecidas para los candidatos. El escrito indica también que la elección del tribunal se realizó vulnerando varias normativas de la UC, comenzando por sus estatutos, que en su artículo 64, apartado G, señala que son los departamentos los que deben “proponer los miembros que le correspondan de las comisiones que hayan de juzgar los concursos de selección de profesorado”.

Por otro lado, el artículo 17 de la Normativa por la que se regulan los concursos para la provisión de plazas de personal docente, en su apartado 3, establece que los miembros del tribunal, “titulares y suplentes, serán propuestos por el Departamento entre los profesores funcionarios de carrera”. A esto se añade el reglamento del propio Departamento de Ciencias Históricas, que en su artículo 6 detalla que el órgano colegiado competente para proponer los tribunales en estos procesos es el Consejo de Departamento.

La denuncia incluye los nombres que valorarán los conocimientos de los candidatos para esta Plaza de Profesor Contratado Docente. Salvo los tres profesores que propusieron el procedimiento, el resto pertenecen a áreas distintas de Historia Medieval, y algunos incluso forman parte de otro departamento. Es decir, se ha excluido al profesor denunciante de dicho tribunal a pesar de formar parte del área, algo que vulneraría el artículo 17.3 de la Normativa de los concursos para la provisión de plazas, que establece que los miembros del tribunal deberán ser propuestos, en primera instancia, entre los profesores “pertenecientes al área de conocimiento a la que corresponda la plaza” y, en caso de no haber docentes suficientes que reúnan los requisitos, “se podrá completar la propuesta con profesores de las demás áreas de conocimiento adscritas al mismo departamento”. Según la denuncia, uno de los miembros titulares del tribunal y todos los suplentes “no cumplen con la normativa”.

En este sentido, el texto consultado por este medio pone el foco en que “la mayoría de profesores” del tribunal no pertenecen al Área de Historia Medieval. Más concretamente, dos de los diez miembros, por lo que considera que “no se dan las condiciones objetivas para el buen funcionamiento de dicha Comisión de selección”.

Denuncian “posibles delitos de prevaricación” por las “irregularidades constantes en...
Comentarios