miércoles. 29.06.2022

Un hombre y una mujer han sido denunciados tras instalar una piscina portátil en el patio interior de un edificio de la calle Antonio López de Santander, al que solo se podía acceder por su vivienda, con riesgo de colapso y derrumbe por el peso del agua.

La pareja denegó, el viernes sobre las 17:50 horas, el acceso de forma reiterada a la Policía Local, que solicitó autorización judicial para entrar junto con los Bomberos Municipales, que procedieron al vaciado de la piscina con ayuda de una bomba, así como a su desmontaje y retirada.

Los efectivos policiales denunciaron a los implicados en base a la Ordenanza de Convivencia Ciudadana y también en base a la ley por desobediencia a sus órdenes de los agentes. Y el varón, además, por falta de respeto y consideración a agente de la autoridad.

Comentarios