sábado. 20.04.2024

La Intersindical Cántabra, que agrupa al sindicato mayoritario en Educación (STEC), el Sindicato Unitario de Cantabria (SU), el Sindicato Ferroviario (SF) y el Sindicato Cántabro de Asalariados del Transporte (SCAT), ha instado a las instituciones regionales a contar con el sector primario de la comunidad en los servicios de comida de los centros públicos.

Una de las empresas que presta este servicio es Comer Bien SL, con sede fiscal en Zaragoza y más de 2.600 jóvenes de 41 colegios dependientes de su servicio, ha entrado recientemente en concurso de acreedores y sus trabajadores "no han cobrado en lo que va de año", ha afirmado. Esta sociedad se une "a una larga lista" de empresas en las que se "externalizan" servicios públicos "que acaban degradándose", ha denunciado.

Por su parte, la Consejería de Educación ha garantizado la "normalidad" del servicio de comedor a los más de 2.600 alumnos de los 41 centros de la región en los que opera la empresa Comer Bien SL (Combi Catering), que ha entrado en concurso de acreedores. Además, tal y como han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería, una vez se recibió el aviso de la entrada en concurso de Combi Catering, el pasado 12 de febrero, el servicio de centros de Educación contactó a otras empresas para ocuparse de la prestación que hasta este viernes ofrece la sociedad zaragozana, que la que hacen uso 2.629 alumnos cántabros.

En su opinión, las instituciones Cantabria "tienen una gran oportunidad en los servicios de comida que ofrecen en los centros públicos bajo su responsabilidad para hacer efectiva la voluntad proclamada de apoyar al sector primario de nuestra Comunidad Autónoma".

En un comunicado, la Intersindical ha señalado que instalaciones públicas como centros educativos, hospitales, residencias de personas mayores, etcétera, vienen adjudicando a grandes empresas foráneas sus servicio de catering.

Para la Intersindical Cántabra, los servicios de comida debieran ser, "justo al contrario de lo que se han convertido", modelos de calidad que dinamicen la economía circular, generen más empleo, favorezcan el sector primario de la comunidad, fijen población en el territorio rural, eduquen en el consumo sostenible de proximidad y ofrezcan productos saludables de calidad a los usuarios.

Por ello, ha realizado un llamamiento "a pasar de las buenas palabras sobre los productos de Cantabria y las promesas al sector primario a algún hecho", como la mejora y el seguimiento posterior de las cláusulas de los procesos de homologación y concurso, así como el impulso de cocinas públicas de iniciativa municipal y/o autonómica "que puedan ofrecer un servicio tan fundamental como la alimentación, desde criterios distintos del mero lucro, en lo que supondría además una inversión con amplio retorno social, económico, sanitario o medioambiental".

La empresa que presta el servicio de comedor a 2600 escolares y 41 comedores de...
Comentarios