viernes. 19.04.2024

“El modelo que se está implantando no solo es hostil con el medio ambiente y el sector primario; lo es con toda la población cántabra”. Con estas palabras han ilustrado este viernes desde Podemos Cantabria que la Ley del Suelo de PRC-PSOE “facilita la implantación de megainstalaciones turísticas como la que está planteando levantar en Loredo-Langre”. Fuentes de la formación afirman que harán todo lo que esté en su mano “para que el modelo insostenible que se ha aplicado en el Mediterráneo no se implante en Cantabria”. 

Según Podemos, “estamos empezando a ver los efectos de la ley aprobada por el anterior Ejecutivo, que lejos de servir para que el hijo del ganadero se construya una casa, está sirviendo para afianzar el modelo de turismo de baja calidad”. En este sentido, los morados señalan que la Ley del Suelo “va más allá de construir o no en suelo rústico, ya que plantea la implantación del modelo de crecimiento insostenible del Levante de los años 60, en el territorio cántabro”.

La formación progresista deja claro que seguirán peleando contra los “nocivos” efectos de la Ley del Suelo “con todas las herramientas que están a nuestro alcance”, aunque subrayan que “el papel que tendría una ciudadanía que se levanta con ese compromiso de defender su territorio, resultaría determinante. De no suceder esto”, aseguran, “dentro de veinte años Cantabria se podría diferenciar poco de Marina d’Or”.

Pablo Gómez, responsable de Defensa del Territorio de Podemos Cantabria, no duda al afirmar que “todos los partidos del Parlamento han mentido a cántabros y cántabras, ya que nos dijeron que la ley era para luchar contra la despoblación, pero realmente se trata de una ley que apuesta por un modelo económico basado en el turismo”. Gómez señala que “el mantra de hacer una ley para que el hijo del ganadero se pueda hacer una casa en el pueblo es falso; el hijo del ganadero tiene y tenía instrumentos para hacerse esa casa, pero son los empresarios los que antes no podían hacer hoteles, y ahora sí”.

Para Gómez, el modelo que se está implantando “no solo es hostil con el medio ambiente y el sector primario, lo es con toda la población de Cantabria que ve cómo sus alquileres se disparan por la competencia especulativa del alquiler turístico”, sentencia.

“Dentro de veinte años Cantabria se podría diferenciar poco de Marina d’Or”
Comentarios