lunes 25/10/21
EMPLEO

Delegación del Gobierno ya conoce las exigencias de la plantilla de Tragsa

El comité de empresa se reúne con Samuel Ruiz para mostrar su rechazo al ERE mientras mantiene su huelga hasta el 12 de febrero.

Los trabajadores de Tragsa se están manifestando frente a Delegación del Gobierno en Cantabria
Los trabajadores de Tragsa se están manifestando frente a Delegación del Gobierno en Cantabria

El comité de empresa de Tragsa ha trasladado este jueves al delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, su rechazo al expediente de regulación de empleo y los seis despidos realizados por la empresa pública en la región, en una reunión celebrada en la propia sede gubernamental que fue solicitada por los sindicatos el pasado día 1, cuando se inició una huelga general convocada hasta el próximo día 12.

Según ha informado la presidenta del comité de empresa y sindicalista de la federación de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT, Emilia López-Dóriga, en la reunión han trasladado al delegado del Gobierno que los despidos "no tienen ningún sentido" porque Tragsa "nunca ha tenido pérdidas económicas en Cantabria y, además, ya había recortado de manera significativa su plantilla en la región antes del ERE (ha pasado de 350 trabajadores en 2007 a los 92 actuales)".

"Aquí no sobra ningún trabajador, simplemente se ha despedido a trabajadores en Cantabria para que otras comunidades autónomas no se sintieran agraviadas pero la realidad es que Tragsa siempre ha tenido beneficios en la región y ahora tenemos serias dificultades para afrontar los encargos, las obras y las actuaciones de emergencia porque andamos muy escasos de personal", agregó López-Dóriga.

La sindicalista justificó la entrevista con el delegado del Gobierno porque "el principal cliente de Tragsa no deja de ser el Gobierno de España" y reiteró la preocupación de la plantilla actual porque "después de los despidos y con tan pocos trabajadores en nómina" no van a poder "responder en condiciones" ante las actuaciones de emergencia (inundaciones, incendios forestales, temporales).

La presidenta del comité de empresa recordó que también han trasladado al delegado del Gobierno su rechazo a que "en pleno ERE la dirección de Tragsa decidiera crear un nuevo cargo político en Cantabria, el delegado comercial, que percibe 88.000 euros anuales", lo que, a su juicio, "no deja de ser intolerable cuando por otro lado están echando a la calle a seis compañeros".

Manifestación hasta Ministerios

Por otro lado, López-Dóriga recordó que este viernes 5 de febrero los trabajadores de Tragsa están convocados a una manifestación en Santander, que partirá a las 10 horas de la Delegación de Gobierno, donde la plantilla se ha concentrado en señal de protesta todos los días desde el inicio de la huelga, y concluirá en el edificio Ministerios en la calle Vargas.

La sindicalista mostró su satisfacción por "el mayoritario seguimiento que están teniendo la huelga general", que según los datos facilitados por el comité, "ha sido secundada en los primeros cuatro días por un 85% de la plantilla, un 95% en el caso de los 70 empleados con contrato indefinido".

Comentarios