lunes 25/10/21
TRIBUNALES

La defensa del homicida del 'after' de Santander recurre la condena y pide la repetición del juicio

Condenada la expresidenta de la Junta Vecinal de La Busta Covadonga Balbás a un año y medio de prisión
Sede de la Audiencia Provincial

La defensa del condenado por el apuñalamiento mortal en agosto de 2018 a la salida de un 'after' de Santander ha recurrido la sentencia de la Audiencia Provincial de Cantabria que impuso al principal acusado por estos hechos, S. L.G., 12 años de cárcel, después de ser declarado culpable de homicidio por el jurado que enjuició los hechos.

Esta parte pide además, en el recurso remitido a la Sección Primera de la AP y al que ha tenido acceso Europa Press, la repetición del juicio, celebrado en diciembre, por varios motivos, como falta de imparcialidad -de la letrada de la administración de justicia y la fiscal- o como consecuencia de la nulidad de pruebas interesadas.

En concreto, el letrado defensor, José Cabrejas, solicita en su escrito la nulidad de pruebas relacionadas con las grabaciones de las cámaras de seguridad de varios establecimientos y comunidades de propietarios de la zona donde sucedieron los hechos, al entender que la datación de la hora que aparece en las imágenes con la real no se realizó de forma "correcta" ni con las garantías legales.

A ello se suma el informe fisionómico al principal procesado, para el que la Fiscalía solicitaba inicialmente 20 años por asesinato, realizado a partir de imágenes de un local diferente al pub 'Vendetta', en cuyas puertas se produjo la discusión y agresión tras la que falleció un hombre que entonces tenía 38 años. Además, el abogado esgrime que se usó un fotograma "alejado en el tiempo" a la reyerta, de al menos una hora antes de que se produjera. Y también pide la nulidad del informe criminalístico sobre una cazadora hallada en el 'after' para saber si era la misma que aparecía en grabaciones de una discoteca en la que horas antes habrían coincidido la víctima y el condenado.

La defensa cree que el objetivo de ambos informes policiales "no era conducir a los investigadores hasta el posible autor de los hechos, sino poner el nombre de nuestro representado en las pruebas con que contaban". Es decir, demostrar la vinculación de S.L.G. con los hechos enjuiciados "sin entrar a valorar otras posibles opciones".

VEREDICTO BASADO EN TESTIFICALES POLICIALES

Por otro lado, esta parte también recurre el fallo -que condenó a M. L.G., primo del principal procesado, por dar una patada en la cabeza a la víctima cuando yacía en el suelo mortalmente herida- y pide la libre absolución de su cliente por el objeto del veredicto, ya que algunas preguntas se basan en declaraciones de testigos -entre ellos el portero del 'after'- realizadas en dependencias policiales, no aportadas al procedimiento ni ratificadas en el juicio.

De hecho, la sentencia expresa que el jurado consideró culpable al principal incriminado basándose en "los testimonios de las personas que estuvieron en el lugar de los hechos en los primeros momentos, cuyas primeras impresiones fueron descritas por los funcionarios policiales que depusieron en el plenario y que constituyeron el inicio de las investigaciones". Además, según agrega la defensa del homicida, "los miembros del tribunal dieron fiabilidad a los primeros testimonios por creer que son más sinceros y recientes sin ser influenciados por nadie ni miedos personales".

FALTA DE IMPARCIALIDAD

A todo lo anterior, el letrado alude a la "falta de imparcialidad" de la letrada de la administración de justicia, que según asegura en su recurso se entrevistó con "la mayoría" de los jurados, entre ellos el portavoz, a unos "metros" de la sala donde celebraba la vista y les dijo la forma en la que tenían que responder al objeto del veredicto. Concretamente, "dio la instrucción" de, a una determinada pregunta, "contestad 'sí' y 'por qué'".

Y esa misma "falta de imparcialidad" atribuye la defensa a la fiscal, por aportar un documento a la causa -el resumen cronológico de actas de visionado- y que, según asegura, no fue realizado por el ministerio público "en solitario", sino que pidió la colaboración de agentes de la Policía Nacional, y "se eliminó el comentario de la hora real aproximada" en que sucedieron los hechos -sobre las nueve y media de la mañana-, porque sino, la teoría del escrito de acusación "no podría sostenerse" a lo largo del juicio oral, ya que "es imposible que la supuesta huida sea anterior a producirse la agresión".

Por estos y otros motivos, desgranados en un recurso de más de 70 páginas, el abogado del homicida del 'after' recurre la condena, pide la libre absolución de su patrocinado y solicita la repetición del juicio.

Comentarios