miércoles. 28.09.2022

Los Juzgados de lo Social 4 y 5 de Santander han declarado nulos los despidos de dos trabajadores de BSH Electrodomésticos, a los que la empresa no volvió a llamar después de que éstos, afiliados a CC.OO, denunciaran a través del sindicato que estaban contratados "en fraude de ley".

Las sentencias, una de marzo y otra de junio, consideran acreditados que estos dos trabajadores fueron contratados en "fraude de ley", puesto que venían encadenando contratos eventuales -37 en un caso y 82 en seis año en otro- que han estado "encubriendo una relación laboral fija discontinua".

Y también ven probada la "conexión" entre el acta de infracción que levantó la Inspección de Trabajo a raíz de una denuncia de CC.OO por estas contrataciones en fraude de ley y el hecho de que, tras éstas, no volvieran a ser llamados para trabajar, con lo que considera vulnerados la garantía de indemnidad.

Se condena además a la empresa a readmitir a los trabajadores en las mismas condiciones

Por ello, se condena además a la empresa a readmitir a los trabajadores en las mismas condiciones que regían con anterioridad al despido y a abonarles, además de con los salarios que han dejado de percibir, una indemnización de 6.251 euros.

CC.OO, que ha informado de estas resoluciones en un comunicado, ha señalado que estas dos sentencias se suman a otras tres de otros trabajadores en idéntica situación y a la que la Justicia también ha dado la razón, más otros dos que llegaron a un acuerdo con la empresa antes de llegar a juicio, y corroboran lo que ya determinó la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social (ITSS) en relación a sus contratos.

En este sentido, la Inspección, a consecuencia de una denuncia interpuesta por CC.OO y referida a la "utilización abusiva y fraudulenta de la contratación eventual", concluyó que la empresa utilizó la modalidad contractual de eventual por circunstancias de la producción para finalidades no permitidas por la norma, como es para cubrir vacaciones de plantilla de forma habitual, "para desempeño de tareas normales de la empresa que no revestían eventualidad o para trabajos que se repiten periódicamente".

De ahí que realizara un acta de infracción y señalase que BSH "ha utilizado desviadamente las normas sobre contratación temporal, concurriendo en un fraude de ley en materia de contratación".

Ante estos hechos, desde CC.OO de Industria se ha denunciado las "represalias" de la empresa hacia una parte de esos trabajadores, concretamente e hacia aquellos afiliados al sindicato

"Es intolerable que la empresa se quiera vengar de la denuncia que interpusimos ante la Inspección de Trabajo para denunciar la contratación irregular que se estaba realizando despidiendo a los trabajadores eventuales que están afiliados con nosotros", ha señalado el responsable de la sección sindical de CCOO en BSH, Diego Aja.

El sindicalista ha indicado el responsable de Recursos Humanos le dijo claramente que "la empresa tenía la intención de no volver a contratar a ninguno de los trabajadores eventuales afiliados a CC.OO".

Para el sindicato es "un auténtico despropósito y una represalia hacia unos trabajadores que lo único que quieren es tener unas condiciones laborales dignas, que se ajusten al trabajo real que realizan".

Es más, CC.OO ha destacado que una de las sentencias señala concretamente que "la empresa reaccionó contra la actuación de la Inspección de Trabajo" eligiendo a los trabajadores despedidos "como escarnio colectivo, finalizando la relación laboral, lo que supone un proceder vetado por el ordenamiento jurídico".

"Esperamos que BSH recapacite y comience a contratar tal y como dicta la ley. Desde CCOO seguiremos vigilantes para que se cumplan los dictámenes de la reforma laboral. Ha conseguido mucho llegar hasta aquí y no vamos a permitir que las empresas sigan haciendo y deshaciendo a su antojo", ha advertido.

Comentarios