martes 30/11/21
Castro Urdiales

Dañados quince elementos de mobiliario urbano en actos vandálicos durante el fin de semana

Interpuestas 53 denuncias de tráfico durante el fin de semana.
 

Castro Urdiales ha sufrido actos vandálicos durante el fin de semana
Castro Urdiales ha sufrido actos vandálicos durante el fin de semana

Castro Urdiales registró el pasado fin de semana, durante sus fiestas, varios actos vandálicos, en los que resultaron rotos o dañados quince elementos de mobiliario urbano sin que se haya podido descubrir a sus autores.

En un comunicado, el Ayuntamiento ha lamentado estos actos, que considera "incomprensibles".

El Consistorio ha señalado que ha habido patrullas realizadas con coches camuflados, una medida que, según ha anunciado, seguirá en marcha para luchar contra estas prácticas frente a las cuales las ordenanzas contemplan sanciones de hasta 3.000 euros.

El Ayuntamiento considera que el balance de actuaciones de los efectivos de la Policía Local, con el apoyo de la Guardia Civil, ha sido "positivo" y se ha actuado desde la noche del viernes controlando el botellón para evitar molestias a los vecinos de zonas sensibles como el Barrio de los Marineros.

Denuncias

A lo largo del fin de semana y del lunes festivo se han interpuesto un total diez denuncias por orinar en la vía pública, una más por posesión y consumo de marihuana y otra por daños a la luna de un portal en el casco histórico.

Además, se actuó a petición de los vecinos por actividades molestas causadas por un bar de la zona del puerto y una lonja que estaban poniendo música en la calle sin autorización, lo que fue la "única alteración" por utilización de lonjas detectada.

El control de horarios de bares y terrazas se produjo, según el Consistorio, "correctamente" excepto un local en la calle Ardigales, al que se efectuó la correspondiente denuncia.

También se intervino en dos agresiones y en la pedanía de Islares, donde hubo un incidente de conducta incívica y música de fiestas a elevado volumen.

El lunes por la mañana se organizó y controló la celebración del Concurso de Marmita sin incidentes.

Además, se apoyó a la empresa de limpieza para la instalación y retirada de contenedores y se realizó el control del rompeolas y el San Guillén con el apoyo de la Guardia Civil, evitando allí el consumo de bebidas alcohólicas y logrando preservar la tranquilidad de la zona de baño.

El Ayuntamiento ha agradecido el "extraordinario" esfuerzo realizado, a su juicio, por los servicios de limpieza, al tiempo que ha denunciado "el comportamiento incívico" de los que tiran bolsas, vasos, botellas y otros restos de basura en la vía pública y al mar.

Respecto al tráfico, la gran cantidad de gente en el municipio se apreció notablemente en las zonas de playas y el domingo por la mañana en Oriñón. Se interpusieron un total de 53 denuncias en diferentes zonas, entre ellas Cotolino.
 

Comentarios