domingo. 21.04.2024

La campaña 'Re-Aprovecha' de lucha contra el despilfarro alimentario y el fomento de la economía circular del Gobierno de Cantabria ha realizado este año, en su cuarta edición, 30 acciones de sensibilización en espacios de compra de alimentos, que han estado dinamizadas por un educador que, desde un punto informativo en el interior del supermercado y durante dos horas de duración cada una, ha informado a los compradores de cómo realizar una compra eficiente.

En concreto, se han desarrollado con la colaboración de las cadenas de establecimientos EROSKI, LUPA y BM (Grupo UVESCO) para facilitar información y consejos sobre cómo mejorar los hábitos de consumo y frenar el despilfarro de alimentos. La campaña de sensibilización 'ReAprovecha Cantabria', gestionada por las consejerías de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente -a través de la empresa pública MARE- y de Educación y Formación Profesional, dio comienzo en el año 2020 coincidiendo con la aprobación de la Estrategia Cántabra contra el Despilfarro de Alimentos.

Ésta ha supuesto poner a disposición de los establecimientos hosteleros colaboradores materiales para informar a sus clientes sobre cómo reducir el despilfarro de alimentos y difundir los beneficios económicos y ambientales de atajar el derroche de comida. Una acción que se ha extendido en el tiempo y, hasta hoy, se han adherido 200 restaurantes que prestan información a sus clientes sobre la necesidad de evitar el despilfarro alimentario, según ha informado el Gobierno en nota de prensa.

También se han realizado acciones de sensibilización dirigidas a la población en general a través de jornadas informativas y un recetario de aprovechamiento contra el despilfarro de alimentos. Además, se han desarrollado talleres prácticos de cocina con recetas y consejos, así como actividades de asesoramiento en visitas a mercados semanales y ferias agroalimentarias de distintos municipios de Cantabria con el fin de hacer llegar a los consumidores la trascendencia de sus decisiones de consumo. Todo ello en colaboración con los diferentes ayuntamientos, asociaciones de personas consumidoras y el vecindario.

Los centros escolares, las escuelas de hostelería y los centros de Formación Profesional han sido agentes importantes en el desarrollo de acciones de sensibilización, información y divulgación sobre el valor de los alimentos, además de las causas y las consecuencias del despilfarro de alimentos y los modos de reducirlos y del fomento del consumo responsable y la cocina sin desperdicio.

'Re-Aprovecha Cantabria' ha impartido en todos estos años talleres para aprender a no dejarse llevar por el aspecto exterior de los alimentos, conocer las necesidades alimentarias de cada uno para evitar sobras y fomentar su re aprovechamiento con ideas del propio alumnado.

Además, se ha puesto a disposición del alumnado material educativo digital con datos y consejos para contribuir a frenar el despilfarro de alimentos en el hogar, el recreo y el comedor.

En ediciones previas, la campaña también ejecutó numerosas acciones de comunicación directa con los consumidores para facilitarles información y consejos sobre cómo mejorar sus hábitos de consumo y frenar el despilfarro de alimentos. LUPA, BM, Carrefour y Mercadona fueron entonces los supermercados que colaboraron con MARE para llevar a cabo estas acciones.

En esos tres años, 'Re-Aprovecha Cantabria' ha creado un repositorio de información en la web www.reaprovechacantabria.es, con consejos, trucos, información didáctica, vídeos, y podcast, entre otros recursos.

La cuarta edición de ‘Re-Aprovecha’ logra impulsar 30 acciones para mejorar los hábitos...
Comentarios