viernes 24/9/21
INCLUSIÓN

Cuarenta personas con discapacidad descienden el río Deva en canoa

devacanoa
Participantes, junto a sus canoas

Alrededor de 150 personas, 39 de ellas con discapacidad, participaron ayer domingo en el XVII descenso del río Deva para personas con discapacidad que transcurrió entre Panes (Asturias) y Unquera (Cantabria) recorriendo un tramo de unos 11 kilómetros de río en unas tres horas de duración. Con este encuentro, que celebra su 17ª edición, la Federación Cántabra de Personas con Discapacidad Física y Orgánica, COCEMFE, pretende promover el deporte adaptado al aire libre en Cantabria y romper barreras por la inclusión.

Las 39 personas con discapacidad que descendieron el río lo hicieron acompañadas de voluntarios experimentados, miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil de Asturias (GEAS) y bomberos del 112 en su día libre. En el despliegue de seguridad terrestre participó Cruz Roja, la Policía Municipal de Val de San Vicente y Protección Civil de varios municipios cercanos. Este año, con motivo de las recientes lluvias, el río bajaba con fuerza, por lo que muchas de las canoas volcaron a lo largo del recorrido y algunos de los participantes cayeron al agua, teniendo que ser ayudados por los voluntarios. En el encuentro finalizó con un picnic y la entrega de recuerdos en la bolera de Unquera. Los participantes procedían de diferentes partes de Cantabria y por primera vez había un grupo procedente de Castilla y León.

Comentarios