jueves 9/12/21
MEDIO AMBIENTE

La CROTU rechaza legalizar la tala en el bosque de Loredo por ser incompatible con la Ley de Costas

El organismo dependiente del Gobierno de Cantabria confirma la tramitación de un expediente sancionador contra la empresa Emilio Bolado SL.

Iniciativa Vecinal Ribamontán al Mar denuncia que “ninguna de las Administraciones implicadas ha estado a la altura de las circunstancias”.

tala02
Tala de árboles en el bosque de Loredo

La CROTU (Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo) del Gobierno de Cantabria ha rechazado la solicitud de autorización presentada por los administradores concursales de la empresa Emilio Bolado SL para llevar a cabo una tala de árboles en el bosque de Loredo, dentro de la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo terrestre. Según ha destacado este lunes en un comunicado Iniciativa Vecinal Ribamontán al Mar, la decisión de la CROTU –que data del pasado 5 de diciembre– “echa por tierra el intento de legalizar” la tala realizada en febrero de 2017, se fundamenta en la “incompatibilidad” de la tala con la Ley de Costas y añade que la tala “ha supuesto una apreciable alteración de los valores naturales y paisajísticos de la zona”. “Esta información ha sido recabada por un miembro de Iniciativa Vecinal en la Dirección General de Urbanismo, donde también se le ha confirmado la tramitación de un expediente sancionador contra la empresa que ejecutó la tala”, ha añadido el colectivo.

Iniciativa Vecinal recuerda que la solicitud de los administradores concursales de Emilio Bolado SL, propietarios de la finca, se registró en febrero de 2017 ante el Ayuntamiento de Ribamontán al Mar, y que un mes después se abrió un proceso de información pública en el que participaron Iniciativa Vecinal, Equo Cantabria y la Plataforma SOS POL Somo-Loredo, que había protagonizado una movilización contra la polémica tala.

Para Iniciativa Vecinal, “todo lo que rodea a la tala en el bosque de Loredo ha sido una chapuza lamentable y ninguna de las Administraciones implicadas ha estado a la altura de las circunstancias ni a la hora de evitar la tala ni tampoco a la hora de asumir responsabilidades por lo ocurrido”. No obstante, ha destacado que ahora “la prioridad para todos tiene que ser promover un proyecto de restauración ambiental que incluya la reforestación de la zona con arbolado autóctono”.