miércoles. 17.04.2024

La costa de Cantabria es mucho más que espectaculares playas. A través de ella se pueden conocer rincones muy especiales y disfrutar del senderismo y el turismo activo en un entorno sin igual, hoy presentamos dos de ellos.

Por ello, uno de los sitios de referencia es el Ecoparque de Trasmiera en Arnuero. Al llegar aquí una de las opciones favoritas es la de la ruta que lleva a través de los acantilados de Isla. Entre las rías de Quejo y Castellano se encuentran los farallones rocosos que forman un abrupto paisaje de acantilados, en algunos tramos con más de 50 metros de altura sobre el nivel del mar. Una ruta que se realiza fácilmente desde ambos extremos y que cuenta como elementos más significativos el Cabo de Quejo, antigua atalaya de avistamiento de cetáceos, y el alto de Corporales con magníficas vistas del conjunto y desde donde podrás bajar al Observatorio de aves y mamíferos marinos. Se puede consultar más información en Rutas del Ecoparque.

Girando hacia la zona occidental, en Suances encontramos interesantes rutas que nos permitirán conocer el municipio de una manera diferente mientras disfrutamos con familia o amigos. La relación entre Suances y la cultura es estrecha y por eso se pueden llevar a cabo numerosos paseos que se relacionan con la obra y vida de importantes artistas. Desde aquí te proponemos la Ruta Elena Soriano, de dificultad baja y que completa 4,2 kilómetros de recorrido, con salida y llegada en el acceso central de la playa de La Concha. Un bello paseo que atraviesa la playa para ascender por el atajo hacia el faro. El recorrido está jalonado de miradores con magníficas vistas hacia ambas playas, o la desembocadura de la Ría San Martín, y la Punta del Dichoso y El Torco (antiguo fuerte defensivo) son paradas obligadas. También es muy placentero descansar en el mirador de la playa de Los Locos, observando las evoluciones de los múltiples aficionados al surf o extraordinarias puestas de sol tras los Picos de Europa.

Para los amantes de la bicicleta es imprescindible descubrir la senda ciclable. Esta vía se integra dentro del Arco Verde del Besaya (que une Los Corrales de Buelna con Suances, pasando por Cartes, Torrelavega y Santillana del Mar) por lo que se convierte en la excusa perfecta para acercarte a otros municipios. Y como compañera de viaje siempre vamos a tener la Ría San Martín, llena de historia y actividad y que hoy se está recuperando y tratando de cuidar con mimo. También los amantes de la naturaleza, y en especial de las aves, tienen en Suances un lugar obligado de parada. Y es que este municipio cuenta con varios puntos de interés ideales para visionar diversos ejemplares durante las cuatro estaciones del año.

La costa de Cantabria, un escenario de película
Comentarios