miércoles 8/12/21
NOJA

Constituido el Consejo Local de la Infancia y Adolescencia

El Ayuntamiento quiere promover la participación activa de los más jóvenes en el gobierno local con este órgano de representación auspiciado por el programa Ciudades amigas de la infancia de Unicef.

Noja cuenta ya con un Consejo Local de la Infancia y Adolescencia
Noja cuenta ya con un Consejo Local de la Infancia y Adolescencia

El Ayuntamiento de Noja ha constituido este miércoles, con la presencia del regidor de la Villa Miguel Ángel Ruiz Lavín, el Consejo Local de la Infancia y Adolescencia (CLIA), un órgano de representación auspiciado por el programa Ciudades amigas de la infancia de Unicef con el que el Consistorio pretende promover la participación activa de los más jóvenes en el marco del gobierno local.

Según ha explicado la concejala de Bienestar Social, Rocío Gándara, este consejo “es un mecanismo basado en la Convención sobre los Derechos de la Infancia que está llamado a trasladar las opiniones, necesidades e inquietudes de la infancia a la corporación municipal y viceversa”.

“Lo que pretendemos es generar un espacio en el que poder intercambiar ideas y experiencias que favorezcan la colaboración activa entre los más jóvenes y los adultos”, ha subrayado Gándara.

REFLEJO DE SUS INQUIETUDES

La participación en la elaboración y el seguimiento de los Planes de Infancia para que las necesidades de los niños y niñas se vean reflejadas en ellos; la presentación al Ayuntamiento de las medidas que consideren oportunas para garantizar el bienestar y el desarrollo de los derechos de la infancia en el ámbito local; o la atención a la infancia más vulnerable de la localidad, son algunas de las funciones que desarrollará a partir de ahora el CLIA, que estará integrado por 24 niños y niñas de entre 6 y 16 años y doce adultos.

A efectos de promover la paridad en la composición del órgano, se recomienda que haya una composición equilibrada de niños y niñas por colegio, barrio o distrito. También que se contemple la posibilidad de que haya representación de niños y niñas con necesidades especiales.

Además, se ha procurado una distribución igualitaria de la procedencia en cuanto a los niveles de educación. Para finalizar, la estructura orgánica del CLIA está compuesta por la presidencia del Consejo, las vocalías, y la secretaría del Consejo.