miércoles 20/10/21
POLÍTICA

Los conflictos internos de Podemos e IU suspenden las conversaciones para formar una lista conjunta con Equo de cara a las autonómicas de 2019

podemosiuequo990x560
Verónica Ordóñez, Rosana Alonso, Israel Ruiz, María Jesús Santamaría y Alejandro Ahumada

Los conflictos internos de Podemos Cantabria e IU Cantabria han suspendido de forma indefinida las conversaciones para formar una lista conjunta con Equo Cantabria de cara a las autonómicas de 2019. La reunión prevista para hoy lunes para avanzar en esas conversaciones a tres fue cancelada este fin de semana a solicitud de Izquierda Unida, según ha podido saber eldiariocantabria de fuentes cercanas a las negociaciones. En la reunión celebrada el pasado lunes, 15 de octubre, se puso ya sobre la mesa el principal escollo para alcanzar un acuerdo: el reparto de los puestos de salida de la hipotética lista, aunque el motivo de la cancelación de la reunión de hoy tiene más que ver con cuestiones internas.

IU Cantabria ha emitido hoy mismo un comunicado en el que anuncia que ante el “conflicto interno” de Podemos Cantabria “en relación a varias denuncias de acoso” presentadas contra el parlamentario autonómico dimisionario –aunque todavía no ha renunciado oficialmente a su acta– José Ramón Blanco por tres mujeres del partido morado, IU “suspende temporalmente cualquier encuentro o reunión con la Dirección autonómica de Podemos Cantabria” porque “no va a permitir que ningún espacio común en el que IU participe pueda ser perjudicado por cuestiones de parte”, por lo que “apela a cualquier agente que quiera trabajar en la conformación de una candidatura de unidad popular a sumarse en base al trabajo colectivo y al respeto mutuo”. Y es que el anuncio de la dimisión Blanco como parlamentario autonómico tras hacerse públicas esas denuncias por acoso ya retrasó el inicio de las conversaciones, pero es que hoy mismo ha trascendido que la investigación interna abierta por esas denuncias podría acabar salpicando por ocultación o por dejación de funciones a al menos tres de los miembros de la delegación de Podemos en estas conversaciones con IU y Equo: la secretaria general y candidata a las primarias para encabezar la lista del partido en las autonómicas, Rosana Alonso; el secretario de Organización, David González, y la responsable de Feminismos, Belén Milán.

Entre las dos candidaturas de Izquierda Unida existen discrepancias relacionadas con el censo de inscritos

No obstante, IU Cantabria ya había solicitado hace días a Podemos y a Equo la cancelación de la reunión de hoy, y es que IU también se encuentra inmersa en unas primarias internas no exentas de conflictos. A ellas concurren dos candidaturas: una oficialista encabezada por Israel Ruiz y apoyada por los principales dirigentes de la formación –empezando por la coordinadora autonómica, Leticia Martínez, y el portavoz autonómico, Miguel Saro– y otra crítica encabezada por María Jesús Santamaría y apoyada por el ex coordinador autonómico Jorge Crespo, concejal en Camargo. La campaña arrancó el pasado sábado y finalizará hoy, los inscritos –afiliados y simpatizantes– votarán de forma online entre mañana martes y este viernes, 26 de octubre, y de forma presencial este domingo, 28 de octubre, y la organización ratificará después los resultados. Pero según ha podido confirmar este diario de fuentes de la formación, entre ambas candidaturas existen discrepancias relacionadas con el censo de inscritos, empezando por que los oficialistas consideran que los críticos han inscrito simpatizantes sin cumplir requisitos –remisión de DNIs, etc.– exigidos en los estatutos. En cualquier caso, será la Junta Electoral de la formación –integrada por el secretario de Organización, Gonzalo Revuelta, y otros cuatro miembros con derecho a voto, además de los vocales Ana Serantes en representación de la candidatura de Ruiz y Jorge Crespo en representación de la de Santamaría– la que determinará hasta cuándo son válidas las inscripciones de simpatizantes –si hasta el cierre definitivo del censo el pasado viernes como pretenden los oficialistas o hasta el pasado 25 de septiembre como pretenden los críticos– y cuántos simpatizantes han sido inscritos cumpliendo realmente los requisitos exigidos.

Aunque IU Cantabria ha suspendido las conversaciones a tres de forma indefinida, el acuerdo marco suscrito a nivel estatal por de Podemos, IU y Equo establece que si los acuerdos para las autonómicas son finalmente suscritos, deberán serlo entre noviembre y diciembre. Mientras tanto, Podemos Cantabria ha emitido hoy mismo un comunicado “ante la noticia publicada hoy por El Diario Montañés donde se recoge el informe realizado por el Comité de Seguridad y Salud Laboral de Podemos”, titulada “El expediente de Podemos propone inhabilitar a Rosana Alonso por el caso Blanco”. En el comunicado, el secretario de Organización, David González, y la responsable de Feminismos, Belén Milán, aseguran que no son “conocedores del procedimiento instruido por el Comité Laboral ni de manera activa ni pasiva, a pesar de ser trabajadores del partido” y que “en ningún momento” han “sido llamados ni informados en el desarrollo del procedimiento”, y anuncian que han “presentado denuncias ante la Comisión de Garantías Democráticas estatal solicitando amparo y la nulidad de todo el procedimiento, a todas luces contrario a las normas internas del partido y a nuestro ordenamiento jurídico” y que “en los próximos días” procederán “a tomar acciones legales contra el Comité y los miembros que lo componen”.

Dirigentes de Podemos Cantabria tomarán “acciones legales” contra el Comité de Seguridad de Podemos estatal y sus miembros

González y Milán –afines a la secretaria general, Rosana Alonso– enmarcan “esta supuesta investigación, así como su filtración a la prensa” en el proceso de primarias en el que ambos han presentado candidatura según ellos para que la parlamentaria autonómica Verónica Ordoñez no se impusiera “como única voz en Podemos en contra del criterio reiterado de los inscritos e inscritas”. “La asunción de las acusaciones que refleja dicho documento como hechos probados solo alimentaría el argumento de purga política, suponiendo una flagrante violación de los derechos fundamentales nuestros y de las personas que participan en Podemos, carente de la más absoluta garantía democrática”, añaden ambos dirigentes de Podemos Cantabria, para quienes “resulta inadmisible que las ambiciones personales deriven en una campaña orquestada de difamación y desprestigio que no solo nos afecta a nosotros, sino que debilita a todo el proyecto político que representa Podemos”.

Comentarios