jueves. 29.02.2024

Agentes de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria han instruido diligencias en calidad de investigado contra un hombre de 45 años, y vecino de Torrelavega, que circuló durante 23 kilómetros en sentido contrario por la autovía A-8 y dio positivo en alcoholemia.

Según ha informado el lunes el instituto armado, sobre las 4 de la madrugada del pasado 29 de octubre se recibieron avisos en el servicio de emergencias 112 Cantabria alertando de un vehículo que circulaba en sentido contrario por la A-8 a la altura de la Acebosa, por lo que se montó un dispositivo para su localización.

El vehículo circulaba en dirección a Vizcaya por los carriles de sentido Asturias, donde varias patrullas alertaron a los conductores para que abandonaran la autovía para evitar posibles colisiones.

En la salida de Cabezón de la Sal, una de las patrullas que participaba en el operativo, consiguió dar el alto al vehículo, que se había incorporado en sentido contrario a la altura de Unquera, poniendo en riesgo su integridad física debido a la oscuridad de la noche y a la intensa lluvia que caía en ese momento.

Los agentes observaron al conductor con signos evidentes de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas, pero al proceder a realizar la prueba de detección de alcohol, este se negó.

Por todo ello, se instruyeron diligencias en calidad de investigado contra el conductor, como presunto autor de los delitos de conducción temeraria, bajo la influencia de bebidas alcohólicas y negativa a someterse a las pruebas de detección.

Un conductor circula 23 kilómetros en sentido contrario en la A-8 antes de ser detenido
Comentarios