martes. 28.05.2024

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado este jueves a tres años de prisión y 2.000 euros de multa a un hombre por un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño, por traficar con cocaína en Santander.

Además, el tribunal también ha condenado esta semana a dos años de cárcel y 400 euros de multa a otros dos hombres que fueron sorprendidos en un vehículo circulando por una carretera de Castro Urdiales y llevando cada uno de ellos una bolsa con veinte pastillas de MDMA.

Los tres procesados iban a ser juzgados en la Sección Tercera de la Audiencia, pero antes del inicio de las vistas sus defensas alcanzaron un acuerdo con la Fiscalía, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad.

Los tres reconocieron los hechos por los que el ministerio público les acusaba y el tribunal ha dictado sentencia en los términos de los acuerdos alcanzados.

El primero de ellos es extranjero y se encuentra en situación irregular en España, por lo que la pena de prisión será sustituida por la expulsión durante diez años del territorio nacional.

Según los hechos que ha reconocido, se encontraba en la calle Juan del Castillo de Santander portando entre sus ropas 75 envoltorios de una sustancia que resultó ser cocaína y que llevaba para su venta. La droga intervenida está valorada en 1.879 euros.

Por su parte, los otros dos hombres iban a ser juzgados el martes, pero la vista no se llegó a celebrar porque alcanzaron un acuerdo con la Fiscalía, al considerar esta parte que debían ser condenados por el tipo atenuado de tráfico de drogas, dada la menor entidad del hecho.

En este caso, habían sido interceptados por la Guardia Civil mientras circulaban en un vehículo. Tras comprobar la documentación, los agentes realizaron un registro, localizando en poder de cada uno una bolsita con veinte pastillas de MDMA destinadas a su venta, junto con otras sustancias herbáceas y resinosas para su consumo. La droga intervenida está valorada en 432 euros.

 

Condenados tres hombres por tráfico de drogas en Santander y Castro
Comentarios