viernes 3/12/21
TRIBUNALES

Condenado por maltrato de obra el encargado de una Brigada de Obras de Colindres que "zarandeó" a un funcionario

La juez considera acreditada la versión del denunciante, pero solo le considera autor de una falta, por la que le condena a una multa de 60 euros diarios.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Laredo ha condenado por una falta de maltrato de obra al encargado de una Brigada de Obras del Ayuntamiento de Colindres que "agarró por la solapa" y "zarandeó" a un funcionario del Consistorio que formaba parte de su grupo de trabajo y le dijo que era un "inútil" y "no valía para nada".

Así se considera probado en la sentencia que este juzgado dictó el pasado 27 de mayo tras haberse celebrado el juicio el 25 de abril de este mismo año.

Según se explica en la resolución, los hechos se produjeron en el mediodía del 16 de julio de 2014 en la zona portuaria de Colindres, donde ante varios testigos, tuvo lugar una discusión entre el encargado de la Brigada de Obras, con iniciales J.P.C, y uno de sus trabajadores.

En la sentencia se considera probado que en el transcurso de la discusión J.P.C. profirió al trabajador expresiones como "estoy hasta los cojones de ti, no vales para nada, eres un inútil, al tiempo que le agarró de la solapa y le zarandeó pero sin causarle lesiones.

CSIF señala que esta sentencia "viene a dejar patente el empeño del sindicato por el respeto a los trabajadores

Dos días después de la discusión, el trabajador cogió la baja durante casi 11 meses, si bien en la sentencia no se considera acreditado que su incapacidad temporal fuera provocada total ni parcialmente por la discusión.

El trabajador pedía para su superior por estos hechos una pena de doce días de localización permanente o multa de 600 por ser autor, a su juicio, de una falta contra las personas; otra multa de 200 euros por una falta de injurias y vejaciones y a indemnizarle con unos 19.200 euros por los 329 de curación impeditivos.

Por su parte, el Ministerio Fiscal calificó los hechos con una falta de maltrato de obra y reclamó una indemnización de 1.950 euros para el trabajador.

La defensa pidió la libre absolución ya que en el juicio J.P.C admitió que existió la discusión pero negó haberle agarrado y zarandeado y afirmó que le había dicho al trabajador: "Ponte a trabajar de una puta vez que es para lo que estás aquí".

Finalmente, tras escuchar a los testigos y al denunciado y denunciante, la juez consideró acreditada la versión del denunciante. Sin embargo, solo considera a J.P.C autor de la falta de maltrato de obra, por la que le condena a una multa de 60 euros diarios, más las costas judiciales.

En relación a las indemnizaciones que se reclamaban, la juez señala en la sentencia, que no es firme, que "no procede condenar al denunciado a abonar cantidad alguna por este concepto, teniendo en consideración la entidad de los hechos y los informes médicos obrantes en la causa".

"Lo cierto es que tras el incidente descrito no recibió ninguna asistencia médica, no constatando que sufriera síntoma alguno ansioso-depresivo, no siendo hasta dos días después cuando cursa la baja", señala la juez.

Valoración de CSIF

El sindicato CSIF, al que pertenecía el funcionario víctima de la falta de maltrato, ha mostrado su "satisfacción" por el "éxito" conseguido, según ha señalado, por sus servicios jurídicos.

Señala que esta sentencia "viene a dejar patente el empeño del sindicato por el respeto a los trabajadores, tanto de la Administración pública, como de la empresa privada, no debiendo consentirse ningún tipo de agresión, ya sea verbal o física en el desempeño de su trabajo".

Comentarios