viernes. 23.02.2024

El municipio de Piélagos ha acogido este domingo la despedida de los niños saharauis que están participando en una nueva edición del Programa ‘Vacaciones en Paz’, una fiesta con sabor cántabro que se ha celebrado antes de su regreso, el próximo 1 de septiembre, a los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia.

Por segundo verano consecutivo, el proyecto promovido por la ONG Cantabria por el Sáhara ha hecho posible que, junto con los 34 menores que han pasado los meses de julio y agosto con familias de acogida en nuestra comunidad autónoma, 16 con discapacidad severa, que se han alojado en el Albergue municipal de Boo cedido por el Consistorio, hayan sido evaluados por un equipo multidisciplinar.

A punto de finalizar su estancia estival en Cantabria, todos ellos han disfrutado de una jornada de convivencia que, bajo el lema ‘Festival Sáhara Libre’, ha tenido lugar en el polideportivo municipal de Arce donde la música, la gastronomía y la solidaridad han compartido protagonismo con las sonrisas de estos niños.

Organizado por Cantabria por el Sáhara, el festival ha reunido a colaboradores de la ONG;  a voluntarios del programa llegados de diferentes puntos de la geografía nacional; a las familias de acogida; así como  a vecinos de Piélagos y de otros municipios cántabros.

También han asistido la primera teniente de alcalde y concejala de concejala de Educación, Igualdad, Bienestar Social y Familia, Carmen Bedoya; el alcalde pedáneo de Boo y concejal de Obras públicas, César Blanco; la concejala de Participación Ciudadana y Voluntariado, Inmaculada Araunabeña; la concejala de Atención al vecino, Gloria Bárcena y la concejala de Accesibilidad y  Autonomía Personal, Almudena Ruiz Peña.

UNA FIESTA CON SABOR CÁNTABRO

La jornada, que ha arrancado a las 12:00 horas, ha contado con una actuación de folclore cántabro, a cargo de Los ventolines, un grupo de Laredo, a la que ha seguido una comida popular solidaria en la que ha servido al precio simbólico de 5 euros, marmita de bonito y quesada, con el objetivo de recaudar fondos para el programa.

Por la tarde, los más pequeños han podido disfrutar de los hinchables que ha instalado el Ayuntamiento de Piélagos y de los juegos infantiles organizados por la Asociación Cuestión de Actitud de padres y madres con niños con discapacidades severas realizarán, junto con 4 monitoras.

Ana Chao y su banda ha sido la encargada de poner fin a una fiesta, que ha contado con un puesto solidario en el que se han podido adquirir distintos objetos, con el objetivo de contribuir a sufragar un proyecto que busca no sólo visibilizar una realidad, la de los campamentos saharauis, sino también la discapacidad entre estos niños nacidos como refugiados de guerra.

Asimismo, el programa ‘Vacaciones en Paz’ hace posible que menores con edades comprendidas entre los 8 y los 14 años aprovechen su verano en Cantabria para recibir una revisión sanitaria y, en el caso de que tengan alguna enfermedad, que se pueda detectar precozmente y tratar.

Concluye el programa 'Vacaciones en Paz', una fiesta con sabor cántabro
Comentarios