viernes. 19.04.2024

El ex delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Miguel Lorente, ha afirmado que la violencia de género es "la violencia más terrible que sufrimos en nuestro país" y ahora "vivimos un momento crítico y difícil" por los discursos que "cuestionan lo avanzado".

Así lo ha señalado Lorente, medico forense y profesor universitario, durante un acto celebrado en Santander en el que ha recibido el reconocimiento 'Menina' de la Delegación del Gobierno en Cantabria por ser "referente indiscutible de la lucha contra la violencia machista".

El ex delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Miguel Lorente, recibiendo el reconocimiento 'Menina' de manos de la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones.
El ex delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Miguel Lorente, recibiendo el reconocimiento 'Menina' de manos de la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones.

Tras agradecer este reconocimiento que le alienta para "seguir trabajando en acabar contra el machismo y la violencia de género y en fomentar la igualdad", ha destacado la importancia de la educación para seguir avanzando y no retroceder porque, ha advertido, más del 15% de los jóvenes de entre 15 y 24 años de nuestro país consideran que "sí la violencia es de poca intensidad no es un problema para la relación".

"Sí no hay conciencia cultural ni educación sobre este tipo de violencias sobre las mujeres, no hay solución", ha considerado Lorente, quien ha hecho un llamamiento firme a acabar con el machismo y empezar desde la infancia, a través de la educación.

Ha señalado que se adentró en la lucha contra esta lacra hace ya 35 años por el "golpe de realidad" que le supuso, en el marco de su trabajo de médico forense, que una mujer le dijese "hoy mi marido no me ha pegado lo normal, hoy se ha pasado".

"La violencia de género es un problema social y, pese al gran camino recorrido por la sociedad española contra esta lacra, sigue estando ahí y más ahora que hay quienes cuestionan los avances conseguidos", ha dicho Lorente, para quien este tipo de violencia parte del machismo "que no es una conducta sino que es cultura", una cultura instaurada que hace "el 50% de la población lo vea con normalidad".

Como muestra de lo que supone la violencia de género, ha apuntado que en España se comenten de media 300 asesinatos al año y de ellos unos 60 son mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas, por "hombres que nada tienen que ver con la delincuencia habitual ni con ningún grupo criminal, pero que usan la violencia para someter a las mujeres hasta llegar al homicidio".

Por su parte, la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones, que le ha entregado el 'Menina', ha reconocido la "lucha sin descanso" de Lorente contra todas las brechas de desigualdad de género y su defensa firme de la igualdad, y ha destacado su papel "destripando el machismo".

"Nos ha mostrado a tantas mujeres que la causa de la igualdad comienza desnudando los estereotipos y los mitos que aún hoy existen en el ideario de tantas mujeres que son incapaces de reconocer la violencia cuando empieza a asomarse", ha indicado y, por ello, ha considerado necesario para la sociedad personas como Lorente con un "compromiso inequívoco y firme para la erradicación de la violencia de género".

El de Miguel Lorente, que fue delegado del Gobierno contra la Violencia de Género de 2008 a 2011, es el cuarto reconocimiento 'Menina' que el Ministerio de Igualdad concede en Cantabria a través de la Delegación del Gobierno.

El acto, presentado por la jefa de la Unidad de Coordinación contra la Violencia de Género de la Delegación del Gobierno, Diana Mirones, se ha celebrado en el Palacio de Festivales de Cantabria y han asistido autoridades civiles y militares.

Además de la entrega del 'Menina', también se ha reconocido a personas, asociaciones o unidades que "luchan para acabar con la consecuencia más cruel del machismo, que es la violencia que los hombres ejercen sobre las mujeres en todas sus formas".

Así, se han entregado diplomas de reconocimiento a la Asociación Consuelo Berges de mujeres separadas y divorciadas de Cantabria, al Juzgado de Violencia sobre la Mujer número uno de Santander, a la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional de Cantabria, al Equipo Mujer-Menor (EMUME) de la Guardia Civil de Cantabria y a la coordinadora de la Red de Atención Psicosocial a Víctimas de Violencia de Género en Cantabria, Anabel Perales.

En su intervención, la delegada del Gobierno ha recordado que en lo que llevamos de año 52 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. A día de hoy, en Cantabria hay 1.208 casos activos en el Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género (VioGén), de los que 11 son chicas menores de edad, de hasta 18 años.

Durante el acto, ha actuado la cantautora Lucía Gago, que ha interpretado varias canciones.

"Si no hay conciencia cultural ni educación sobre este tipo de violencias sobre las...
Comentarios