martes 17/5/22

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha visitado el inicio de las obras de renovación y mejora de la cámara de llaves y del pozo de bombeo de la EBAR (Estación de Bombeo de Aguas Residuales) de Las Llamas, ubicada en el parque del mismo nombre y la más importante de las 15 que tiene la ciudad. La obra, con un presupuesto de casi 400.000 euros, se financia con cargo al canon anual del concesionario del Servicio de Abastecimiento de Agua, Aqualia. El plazo de ejecución es de cuatro meses. En este caso, el bombeo de Las Llamas necesita la sustitución de los colectores y tuberías de impulsión, la mejora de los elementos de hormigón, la mejora en los accesos y en la ventilación. También se introducirán mejoras en la seguridad. La alcaldesa ha destacado que aunque no se verá, es una obra "totalmente necesaria" porque mejora las infraestructuras del sistema de saneamiento de la ciudad. La EBAR, que se nutre de otras cinco secundarias, eleva las aguas residuales que provienen de "una gran parte de Santander" desde el foso del bombeo hasta una arqueta situada en la avenida Cantabria, y a partir de ahí se dirigen a la estación de depuración de San Román. La estación se construyó en 1984, tiene una capacidad de bombeo de 300 litros por segundo, y puede llegar hasta un caudal máximo de 1.500 litros por segundo. Las características del agua que maneja, con alto nivel de corrosión, hace necesario introducir ventiladores y rejillas.

La actuación se realizará en cuatro fases, que incluyen obra civil, donde se abordarán problemas de corrosión; actuación sobre las conducciones de impulsión dentro de estación de bombeo; mejora del aparato eléctrico de la estación; y mejora de la prevención de riesgos laborales, con mejoras en el acceso, las plataformas, ventilación y los sistemas de elevación. Entre las actuaciones concretas figuran la demolición de los macizos de hormigón existentes, para poder descubrir las tuberías y retirarlas, y limpiar y tratar las superficies de hormigón de la cámara. Además, se repararán todos los parámetros horizontales y verticales de la cámara y del pozo de bombeo; se sustituirán los equipos hidráulicos por otros nuevos y más modernos; y se mejorará el sistema eléctrico del bombeo. Asimismo, se instalará un nuevo sistema de alumbrado, compuesto por cinco puntos de luz; se procederá al acondicionamiento y mejora del sistema de ventilación; y se colocarán sistemas de telecontrol, mediante la implementación de una estación remota con su programación y calibración, sistema de control de rebose y sistema de intrusismo. Otra de las mejoras tiene que ver con la seguridad, con plataformas de acceso a la cámara y sobre el pozo de bombeo, todo con barandillas de protección de caída.

Comentarios