lunes 23/5/22

Los sindicatos UGT y CCOO han animado a los ciudadanos de Cantabria a former el manifiesto por un pacto para la reconstruccióm social de España, suscrito y promovido por ambas organizaciones a nivel nacional y que reivindica un acuerdo común con este objetivo.

Bajo el lema 'Por un pacto para la reconstrucción social de España', el manifiesto cuenta con el apoyo de numerosas personas del mundo de la cultura, la ciencia, el arte, la universidad, el periodismo, el sindicalismo y las organizaciones sociales, han indicado UGT y CCOO en un comunicado conjunto.

La petición se puede firmar a través de la plataforma Change.org https://www.change.org/p/partidos-pol%C3%ADticos-organizacio...).

UGT y CCOO en la región han pedido también a todos los partidos políticos con representación en las instituciones de Cantabria unidad política y la puesta en marcha de medidas que favorezcan que las personas trabajadoras y las familias "no sean una vez más las grandes perjudicadas de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus".

El texto hace especial énfasis en la defensa de los servicios públicos, y muy especialmente del sistema sanitario y de cuidados y, además, destaca la necesidad de no dejarse arrastrar por "la confrontación y el odio" instando a las fuerzas políticas, sociales y económicas a "un gran pacto" para la reactivación del país.

Entre los promotores del manifiesto figuran los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez; las periodistas Pepa Bueno, Monserrat Domínguez o Rosa Montero; los escritores Manuel Rivas, Benjamín Prado, Elvira Lindo o Juan José Millás; o el cantante Joaquín Sabina.

El manifiesto recalca las bondades de contar con un sistema público y universal suficientemente financiado, que garantiza el acceso de toda la población a la salud y a los cuidados. Por eso, reclama que no haya más recortes en sanidad ni más mercantilización de los cuidados, al tiempo que exige que se refuercen esos servicios públicos, que son la garantía de ejercer los derechos de ciudadanía en igualdad.

Comentarios