sábado 28/5/22
SERVICIOS SOCIALES

Casi una persona al día falleció en 2021 esperando una plaza en Dependencia

El brote del CAD de Los Corrales de Buelna tiene 20 contagios entre los residentes
La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales apunta que Cantabria está "paralizada" en materia de Dependencia

Cantabria es una de las comunidades autónomas que más dinero destina por persona para atenderlos en el Sistema de la Dependencia autonómico. Concretamente, es la segunda, solo por detrás de País Vasco, dedicando 1.420 euros de gasto público medio anual por persona potencialmente dependiente. Sin embargo, y según los datos arrojados por la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, nuestra región está “paralizada”, lo que refleja que la inversión realizada por el Gobierno y la atención dada por la patronal no son directamente proporcionales. Fundamentalmente aporta dos datos. Por un lado, que Cantabria atendió en el último ejercicio a 246 nuevos dependientes; por otro, que la disminución en la lista de espera no se debió a que las personas ingresasen en el sistema. A este respecto, señala que casi una persona al día falleció en Cantabria esperando ser atendida.

Cantabria “tardaría 5,5 años en atender la lista de espera de las 1.365 personas dependientes"

El informe detalla que durante 2021 “fallecieron en Cantabria 350 personas en lista de espera sin poder ser atendidas”, una cifra que se incluye en otra mayor, las 2.534 personas que abandonaron esta lista en nuestra comunidad, una reducción del 63% que es muy superior a la media española. Aparentemente, el dato es positivo, pero la Asociación pone el foco en el detalle que se esconde tras esa cifra, y que viene a indicar que un mayor gasto no significa una buena gestión si ese dinero no se dirige a los usuarios y sí a otros aspectos de la gestión que hacen las patronales de la Dependencia.

En el XXII Observatorio de la Dependencia, la Asociación subraya que las comunidades que considera paralizadas son aquellas que “apenas han mostrado progresos respecto a 2020”. Conscientes del “bloqueo que supuso el Covid”, en el caso de estas comunidades (citando textualmente a Cantabria y País Vasco, curiosamente las dos que más invierten en dependencia) añade que “se suma una situación de desarrollo del sistema de atención a la dependencia que ya anteriormente era muy deficitario”.

Este "sistema deficitario" en Cantabria se tradujo en 2021 en esos 246 nuevos dependientes, apenas un 1,44% más que el ejercicio anterior. La media de España se sitúa en el 8,71%. La Asociación explica la gran disminución de la lista de espera y la enorme diferencia entre los nuevos dependientes y esta reducción en que más de 2.288 personas con derecho a esta dependencia “salen del sistema”, y no precisamente por la gestión de la patronal de Dependencia. “Si solo ha atendido a 246 nuevos dependientes, tan alta reducción solo es posible al reducir el número de personas con derecho” a este servicio.

Teniendo en cuenta estos datos, la Asociación estima que Cantabria “tardaría 5,5 años en atender la lista de espera de las 1.365 personas dependientes que se hallan a la espera de recibir una prestación”.

Este XXII Observatorio se publica, además, para conocer el impacto del Plan de Choque de Dependencia del Gobierno de España, que en Cantabria dejó en 2021 un total de 11,1 millones de euros. Esta ayuda extraordinaria generó el pasado año 138 nuevos puestos de trabajo, “sin llegar a recuperar aún los niveles de empleo previos a la pandemia”.

Según la comparativa realizada por la Asociación, este dinero no se destinó por parte de la patronal a una mayor contratación. De hecho, indica que esta inversión realizada por el Estado “genera en Cantabria apenas 25,5 puestos por millón de euros invertido”, algo que representa casi la mitad de la media en España (40,4). Esto “lastra las posibilidades de creación de empleo en la Comunidad Autónoma como consecuencia del escaso uso de prestaciones altamente generadoras de empleo”.

El observatorio también hace referencia al impacto de la pandemia de Covid durante 2021, que provocó el fallecimiento de 2.787 personas con solicitud de dependencia. Esto fue “un 7,88% más de lo esperado”, aunque representa casi un 30% menos que en 2020.

Comentarios