miércoles 25/5/22

La Comisión Autonómica del Consejo Superior de Tráfico, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible ha analizado este martes el alto número de accidentes mortales en 2021 en Cantabria con conductores de ciclomotor o motocicleta implicados, que ascendieron a siete de los 13 siniestros con víctimas mortales, y ha abordado también la reforma de la Ley de Tráfico, que entró en vigor el pasado 21 de marzo.

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, y el jefe provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa, han presidido este órgano en el que se analizan los problemas específicos de la Comunidad Autónoma en materia de tráfico y seguridad vial, se plantean acciones de mejora y se hace balance de las actuaciones del ejercicio anterior.

Tolosa ha recordado que en el último año fallecieron en Cantabria 13 personas en accidente de tráfico, todas ellas en vías interurbanas. Se trata, junto a 2019 y 2020, de la cifra más baja de fallecidos desde que existen registros en la Dirección General de Tráfico (DGT). Además, 2021 ha sido el primer año de toda la serie histórica en el que no ha habido ningún accidente mortal en vías urbanas de la región.

También se ha dado cuenta de que en Cantabria hubo en 2021 un total de 3.074 accidentes de tráfico frente a los 2.554 de 2020, una cifra la del año anterior distorsionada por la pandemia ya que se registró un importante descenso de la movilidad; y las personas afectadas en esos siniestros fueron 1.318 (entre fallecidos y heridos graves y leves).

Asimismo, en 2021 la DGT tramitó 99.088 denuncias, un 36,7% más que en 2020, año marcado por la irrupción del Covid y en el que, en conjunto, se redujo un 25% la movilidad en la comunidad

NOVEDADES LEGISLATIVAS

Por otro lado, el jefe provincial de Tráfico ha expuesto las principales novedades que a nivel legislativo se han impulsado desde la DGT, destacando la reforma de la Ley de Tráfico que ha entrado en vigor el pasado 21 de marzo.

En este sentido, ha destacado que incluye una reforma en el mayor número de puntos a detraer ante comportamientos que generan mayor riesgo; suprime la posibilidad de incrementar en 20 kilómetros por hora la velocidad máxima permitida a turismos y motocicletas mientras se ejecuta la maniobra de adelantamiento; y establece el mecanismo de los cursos de formación vial de los conductores (se podrá recuperar puntos del carné por la realización de cursos de conducción segura).

Por otro lado, ha dado cuenta de la aprobación de la Resolución de Manual de Características de los Vehículos de Movilidad Personal (patinetes), y de los avances en el Grupo de Trabajo constituido para abordar la problemática generada por la siniestralidad vial provocada por la invasión de animales en la carretera.

En la Comisión han participado representantes de distintas Unidades de la Administración General del Estado con competencia directa o indirecta relacionada con el Tráfico y la Seguridad Vial como el jefe de la Demarcación de Carreteras, Fernando Hernández Alastuey; o el comandante del Sector de Tráfico de la Guardia Civil, Rubén Flores.

También, representantes de las áreas de Obras Públicas, Transportes, Industria, Presidencia, Sanidad o Biodiversidad del Gobierno regional; de las policías locales de Santander, Torrelavega y Castro Urdiales; y el presidente de la Federación de Municipios de Cantabria, Pablo Diestro, entre otros.

Comentarios