sábado 4/12/21
CANTABRIA

Los cántabros se quejan menos al Defensor del Pueblo

Este organismo recibió en 2015 un total de 219 procedentes de la región, 16,6% menos que el año anterior.

El Defensor del Pueblo, Soledad Becerril
El Defensor del Pueblo, Soledad Becerril

El Defensor del Pueblo recibió en 2015 un total de 219 quejas procedentes de Cantabria, lo que supone un 16,6% menos que en 2014, y ninguna solicitud de interposición de recurso de inconstitucionalidad frente a una el año anterior, según consta en la memoria anual de esta institución.

En el informe se señala que el Defensor del Pueblo recibió quejas por la construcción de la senda costera entre el Faro de Cabo Mayor y la Virgen del Mar, en Santander. Las obras se encuentran paralizadas y la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar está estudiando posibles modificaciones al proyecto de construcción.

Al respecto, el Defensor ha indicado a la Administración que, en la decisión que se adopte sobre las modificaciones del proyecto, deben tenerse en cuenta criterios que atiendan "al uso racional del litoral y a la conservación y mantenimiento de sus valores naturales y paisajísticos".

El Defensor del Pueblo ha intervenido en el desalojo de unas "chabolas" en la zona de Los Castros

Este principio se contempla en el Plan Especial de Sendas y Caminos del Litoral, y también se deriva de la legislación en materia de costas y protección de espacios naturales, incluido el Convenio Europeo del Paisaje, ha recordado la entidad que lidera Soledad Becerril, que ha precisado en su informe que "atender al mínimo impacto paisajístico de la obra supone que se adopten las medidas necesarias para garantizar el uso seguro de la senda, y se seleccionen para este fin las alternativas que supongan una menor afección".

También en Santander, el Defensor del Pueblo ha intervenido en el desalojo de unas "chabolas" en la zona de Los Castros, donde formuló una resolución para que el Ayuntamiento informara sobre "la autorización judicial de entrada en el domicilio para proceder a la demolición de las chabolas, así como de las razones por las cuales no se aplicó el protocolo de actuación en este caso concreto, ni si las personas que resultaron afectadas fueron realojadas". La Administración, sin embargo, "no consideró las chabolas como domicilio de los afectados", se indica en el informe.

El Ayuntamiento de Santander contestó a la solicitud de información del Defensor del Pueblo que la Policía Local actuó para informar a dos personas de que estaban ocupando sin autorización un solar público en la avenida de los Castros, con casetas para el almacenamiento de enseres. Esas dos personas abandonaron el solar voluntariamente, llevándose los efectos de su propiedad que consideraron de utilidad, sin que tuvieran que actuar los servicios sociales municipales.

Según el Consistorio, "en ningún momento se apreciaron signos externos claros y evidentes de que esas personas estuvieran residiendo de forma estable en ese lugar", sino más bien que el solar era utilizado para el depósito de enseres y objetos.

Por lo que respecta a las carreteras, el Defensor ha señalado en su informe que, con carácter general, la Administración competente no adopta o demora la adopción de medidas preventivas y correctoras del ruido, en particular la instalación de pantallas acústicas, incluso aun cuando ha reconocido que es preciso instalarlas, como en el caso de la autovía S-20 a su paso por Camargo, donde el Estado ha argumentado falta de planes de acción para implantar esta medida.

Comentarios