sábado. 25.06.2022

El consejero de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco, ha asegurado que, tras la autorización de la caza de diez lobos en tres zonas de la comunidad autónoma por los ataques y daños a la ganadería, "Cantabria va a seguir realizando controles de la especie".

Así lo ha manifestado en un comunicado, remitido por el Ejecutivo, para informar de mejoras acometidas en puertos de montaña, en los que pasa el verano el ganado, motivo por el que ha aprovechado para volver a referirse a la "amenaza" que supone el cánido para la ganadería en extensiva.

Más, ha abundado, con la "intención" del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) de incluir a esta especie en el Listado de las Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE), decisión adoptada por el departamento que dirige Teresa Ribera y recurrida en los tribunales.

Blanco ha insistido en que "Cantabria va a seguir realizando controles de la especie", tal y como establece el Plan de Gestión del Lobo del Gobierno regional, con el fin de lograr el control de la población del lobo y el "necesario" equilibrio entre su conservación y la actividad ganadera, "esencial para el desarrollo del medio rural".

"Necesitamos el control poblacional de una especie que no podemos dejar seguir creciendo", ha subrayado el consejero de Ganadería, quien ha destacado que Cantabria será la primera comunidad autónoma en enviar al Ministerio el primer expediente con el que se solicita permiso para la extracción de ejemplares de lobo tras la inclusión de esta especie en el LESPRE.
 

Comentarios