sábado. 15.06.2024

Cantabria ha registrado en los cuatro primeros meses del año cinco accidentes laborales mortales y 17 graves, según las últimas estadísticas del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST).

Esta estadística muestra que el número de accidentes mortales registrado es el mayor registrado hasta ahora en el mismo período, que iguala a los de los años 2018 y 2020, unas cifras que, según UGT y CC.OO, son "inasumibles" y piden medidas para atajar esta situación. De las cinco muertes registradas en el primer cuatrimestre del año por accidente laboral, cuatro tuvieron lugar en abril, todos en ellos en el sector primario (tres en el sector pesquero y uno en la agricultura y ganadería), que se suma a otro anterior registrado en el transporte.

UGT

El responsable regional de Salud Laboral de UGT, Marcos Flores, ha subrayado que son "cifras inasumibles" que "obligan a adoptar medidas contundentes contra una siniestralidad laboral que crece sin cesar desde 2014, especialmente la mortal y la grave, porque solo en los cuatro primeros meses de este año se registran ya 17 siniestros graves".

Según Flores, 2023 "va camino de ser uno de los años más trágicos en la prevención de riesgos laborales", especialmente en un sector pesquero que ya acumula ocho accidentes laborales mortales en los últimos tres años --dos en 2021 y uno en 2022--, tras el del barco Vilaboa Uno el 3 de abril y en el Nuevo Panelo Villa el 11 de mayo.

"Es evidente que la prevención de riesgos laborales no avanza como debería porque situaciones de riesgo en sectores tradicionales, que tenían que estar más que superadas, en realidad no lo están, tal y como hemos visto este año en el sector pesquero y en 2022 en el transporte por carretera", ha subrayado.

Tras insistir en que al "gran reto" de los nuevos riesgos generados por un mercado laboral muy cambiante se suman las "muchas asignaturas pendientes en las actividades tradicionales", el sindicalista ha advertido que "de nada sirve tener una buena ley de prevención si luego no se cumple o no se vigila con rigor su cumplimiento".

En este sentido ha reclamado la puesta en marcha "cuanto antes" de la nueva Estrategia Cántabra de Seguridad y Salud en el Trabajo "porque es urgente poner freno a este crecimiento de la siniestralidad laboral, especialmente la más grave y mortal".

UGT-Salud Laboral ha informado que, según las estadísticas del ICASST, en el primer cuatrimestre de este año se han registrado 2.108 accidentes laborales en el centro de trabajo, 1.094 menos (-34,17%) que en el mismo período de 2022 gracias a una disminución de más de un 78% (-1.104) de los leves asociados al Covid en el sector sanitario y de servicios sociales.

"La accidentalidad laboral disminuye en comparación al año pasado porque el año pasado había 1.400 leves por el impacto del Covid en el personal socio sanitario y ahora hay poco más de 300, pero la realidad es que no deja de aumentar desde que en 2014 se inició la recuperación económica iniciada siete años antes", ha precisado Flores. Así, salvo por el efecto del Covid en 2022, los 2.108 accidentes laborales acumulados en los cuatro primeros meses de este año en los centros de trabajo suponen "la cifra más alta desde 2009".

Lo propio sucede con los denominados accidentes in itinere o en desplazamiento desde o al centro de trabajo, ya que los 273 contabilizados en los cuatro primeros meses año es también la cifra más alta de los últimos cinco años.

CCOO

Por su parte, CCOO ha señalado que la comunidad, con un total de 550 accidentes de trabajo -503 en jornada y 47 in itinere- solo en abril, sigue inmersa en una "siniestralidad alarmante", según ha señalado en un comunicado la secretaria de Salud Laboral de CC.OO en Cantabria, Laura Lombilla.

Aunque la siniestralidad se ha reducido un 13,79% respecto al mes anterior, ha indicado que CC.OO ve "con preocupación el aumento exponencial de accidentes graves y mortales".

De este modo, ha subrayado que Cantabri ha pasado de tres accidentes graves a diez el pasado abril y de uno mortal a cuatro de este tipo con tan solo un mes de diferencia.

"Los accidentes de trabajo siguen incrementándose y, además, tenemos que lamentar el aumento de los accidentes laborales mortales, con cuatro personas que han perdido la vida en su trabajo durante el mes pasado, la peor cara de la siniestralidad laboral", ha señalado Lombilla, para quien "la situación es inasumible".

Lombilla ha incidido en la necesidad de "tomar medidas con las empresas que no cumplen en prevención de riesgos laborales porque los resultados de sus incumplimientos los padecen las personas trabajadoras con accidentes que incluso les cuestan la vida".

En términos interanuales, la secretaria de Salud Laboral de CCOO de Cantabria ha remarcado que "a pesar del aparente descenso respecto al mismo mes del año anterior --cuando hubo 868 accidentes, 818 en jornada y 50 in itinere-, se trata de una "cifra engañosa" debido a la influencia de las bajas COVID -937 el pasado año frente a las 91 de 2023-, lo que evidencia que los datos descienden por la caída del virus, pero la siniestralidad laboral "sigue in crescendo en la región, con un número de accidentes alarmante".

Para Lombilla, "las empresas deben abordar el problema e invertir en prevención de riesgos laborales, el cumplimiento de la ley de prevención de riesgos laborales es imprescindible y no se puede escatimar en la protección de las personas trabajadoras y en mejorar la prevención en los puestos de trabajo, porque lo que está pasando es el resultado de que la prevención no sea prioritaria para las empresas".

Por sectores, las actividades con mayor siniestralidad durante el mes de abril han sido la sanidad y servicios sociales con más del 16% de los accidentes, la industria manufacturera con más del 15%, y la construcción con el 14,71%.

 

Cantabria registra cinco accidentes laborales mortales en el primer cuatrimestre del año
Comentarios