sábado. 24.02.2024

Las consejerías de Educación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria van a reforzar este curso la campaña de educación ambiental en los centros educativos, con más actividades conjuntas programadas y el incremento del número de colegios y beneficiarios.

La iniciativa se estructura en cinco líneas de acción: la denominada Liga del Reciclaje, talleres contra el desperdicio alimentario, la exposición 'Cantabria circular', proyectos de 'generación eco' parar fomentar la sostenibilidad en el aula y visitas a instalaciones de gestión de residuos o depuración del agua.

Las propuestas se desarrollarán desde este mes de octubre hasta el próximo junio, y han sido presentadas este viernes en rueda de prensa por los consejeros de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, y Educación, Marina Lombó.

Ha sido en una rueda de prensa en la que han estado acompañados por el director general de MARE, José María Díaz, y la directora general de Innovación e Inspección Educativa, Mercedes García, y en la que ha intervenido además la responsable de medio ambiente de la empresa para detallar el programa de actividades.

El también titular de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación ha reafirmado el compromiso de su departamento y el de Educación y Formación Profesional con la sensibilización medioambiental en el aula y en un momento como el actual, en el que la pandemia o la guerra han puesto en evidencia "múltiples fragilidades" relacionadas con la independencia energética o alimentaria. 

A ello se suman "señales" de que el cambio climático empieza a "golpear con fuerza" y que son "cada más evidentes", como el calor, la escasez de lluvias o los incendios, que están "acelerando" decisiones que a su juicio se han "tardado" en tomar, y han llevado al punto de que "nadie discute" ya la necesidad de contar con fuentes de energía renovables, reciclar o cuidar el entorno.

Cuestiones que "no son una moda o capricho pasajero", sino que "forman parte de la vida cotidiana", ha destacado Blanco, partidario de fomentar la sensibilidad ambiental entre el público escolar. La titular de Educación ha admitido por su parte que estos programas y actividades medioambientales van teniendo "calado" en su departamento, hasta constituir un ámbito "preferente" de actuación.

Lombó ha coincidido con Blanco en que los estudiantes constituyen la población "idónea" para recibir propuestas de sensibilización sobre el cuidado del medio ambiente, porque son "actores directos del presente y futuro" y, además, "generadores de cambio" en su entorno familiar y social.

Los verdaderos cambios empiezan en las aulas

Así, a su juicio, "los verdaderos cambios empiezan en las aulas", de ahí iniciativas como la Liga de Reciclaje, que está "plenamente consolidada" pero que se ha reforzado con más propuestas y actividades didácticas.

Los centros educativos que participan en esta iniciativa han realizado este curso cuarenta visitas didácticas a instalaciones de gestión de residuos y depuración de aguas dependientes de MARE, como el centro de Recuperación y Reciclaje de El Mazo, en Torrelavega, o las estaciones depuradoras de aguas residuales de Vuelta Ostrera o San Pantaleón. Estas visitas se complementan con recursos de apoyo para trabajar en clase, caso de los cuadernos didácticos que versan sobre el ciclo integral del agua o los envases.

Este año habrá, además, nuevos talleres en el aula, hasta un total de ochenta, y juegos de gran formato, que incluyen maletas -para representar los 'viajes' de envases o una gota de agua- y otros contarán con un pequeño robot para programar dichos itinerarios y facilitar también la motivación del alumnado. Las visitas y juegos están adaptados a los escolares de los distintos ciclos eduativos.

Con el segundo eje de la campaña de educación ambiental, denominada 'El mundo necesita un giro', se va a llevar esta exposición itinerante de ayuntamientos a centros educativos, con recorridos guiados y adaptados igualmente a cada nivel -Primaria y Bachiller también- y complementados con talleres.

Por su parte, con motivo de la tercera edición de la campaña para fomentar el reaprovechamiento y contra el desperdicio alimentario se han previsto una veintena de talleres escolares -ya hay solicitudes de participación en quince de ellos-, un cuaderno de actividades y una guía online para profesores.

A lo anterior se suma la plataforma web 'Generación Eco' para fomentar la sostenibilidad en el aula, que cada semana planteará un reto a los centros educativos que tendrán que superar, y el programa de visitas a instalaciones de MARE.

 

Cantabria refuerza durante este curso la educación ambiental en los centros educativos
Comentarios