lunes 29/11/21
FRACKING

Cantabria quiere defenderse ante la amenaza del fracking

El PRC registra una proposición no de ley para instar a los parlamentarios nacionales a frenar el desarrollo de esta práctica en la región.

El Gobierno va a hacer todo lo posible para que no haya fracking en la región
Cantabria quiere que los parlamentarios nacionales luchen para evitar el fracking

La oposición de Cantabria a la práctica del fracking en la región ha sido constante durante los últimos meses. Ahora, el PRC quiere que el Parlamento de Cantabria inste a los parlamentarios nacionales por Cantabria y al Gobierno regional a actuar para frenar la "amenaza" del fracking e impedir su desarrollo en territorio cántabro. Para ello ha registrado una proposición no de ley para iniciar a la mayor brevedad posible la modificación de la Ley de Hidrocarburos.

Dicha modificación permitiría dejar en manos de las comunidades autónomas la decisión de rechazar o aprobar los permisos relacionados con los proyectos de investigación y extracción de hidrocarburos no convencionales.

Además, el PRC insta al Gobierno de Cantabria a utilizar todos los medios legales a su disposición para paralizar cualquier desarrollo de proyectos de fracking y declarar la incompatibilidad urbanística necesaria para realizar actividades de este tipo; así como a aprobar figuras de protección (paisaje cultural, monumentos, conjuntos históricos, lugar cultural, zona arqueológicas, etc.) solicitadas desde los ayuntamientos como "escudos protector" frente al fracking.

El PRC insta al Gobierno de Cantabria a utilizar todos los medios legales a su disposición para paralizar cualquier desarrollo de proyectos de fracking

La propuesta la han presentado este jueves en rueda de prensa los diputados regionalistas Pedro Hernando, Fernando Fernández -alcalde de Valderredible-, Ángel Sainz -alcalde de Villacarriedo-, Francisco Ortíz -alcalde de Astillero-, y Ana Obregón -concejala en Santa María de Cayón-.

El portavoz parlamentario del PRC, Pedro Hernando, ha señalado que su partido considera necesario que el Parlamento regional se pronuncie nuevamente sobre este asunto dado que la Ley que prohibió el fracking en Cantabria, aprobada por unanimidad en abril de 2013, fue declarada nula por el Tribunal Constitucional.

Fernando Fernández, por su parte, ha explicado que la iniciativa refleja la "preocupación" del PRC ante el posible desarrollo del fracking, dado que "se siguen desarrollando en distintas fases proyectos que afectan a núcleos de población muy importantes y zonas especialmente vulnerables como los valles pasiegos, Soba y Valderredible.

Dos terceras partes

El diputado y alcalde regionalista ha subrayado que "más de dos terceras partes" de Cantabria están bajo la amenaza del fracking, a través de los proyectos Galileo (Soba); Angosto 1 y Usapal; Bezana; Bigüenzo y Luena.

Por otro lado, ha recordado que la anulación de la ley cántabra que prohibía el fracking responde al recurso presentando ante el Constitucional por el Gobierno de Mariano Rajoy, lo que en su opinión, "refleja las contradicciones del PP, que en Cantabria dice no al fracking y en Madrid dice sí".

La anulación de la ley cántabra que prohibía el fracking responde al recurso presentando ante el Constitucional por el Gobierno de Mariano Rajoy

Para Fernández, la sentencia del TC es "muy discutible" porque tres magistrados del Constitucional emitieron votos particulares al considerar que la sentencia "no pondera debidamente" los riesgos del fracking para la protección de la salud humana.

El PRC considera que la nueva composición de las Cortes Generales tras las elecciones de diciembre "puede ser fundamental" para el futuro del fracking en Cantabria, puesto que han entrado nuevos partidos "más sensibles" ante los problemas que puede acarrear esta técnica y "han enarbolado la oposición radical" al fracking en Cantabria.

Además, ha recordado que el consejero de Medio Ambiente en la anterior legislatura es ahora senador del PP, por lo que "tiene una oportunidad de oro para seguir defendiendo sus convicciones", ha dicho. Por todo ello, el PRC confía en que el Parlamento cántabro apruebe su proposición no de ley por unanimidad.

Comentarios