miércoles. 29.05.2024

Casi de forma paralela, la empresa CAF (Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles) recibía dos encargos. Por un lado, en diciembre de 2020 la fabricación de los 31 trenes de Cercanías que iban a ir a parar a sobre todo a Cantabria y Asturias. Dos meses después, en febrero de 2021, la fabricación de cuatro trenes, también de ancho métrico, para el Euskotren, la sociedad pública del Gobierno vasco encargada de las comunicaciones ferroviarias. Dos años después de aquello, la comunidad vecina cuenta ya con dos de esos trenes (recibidos el pasado 23 de enero), y los otros dos están en una fase muy avanzada. ¿Y Cantabria? La respuesta es la conocida “chapuza”, como lo definió el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, del error en el cálculo del tamaño de los trenes, que no entraban por los túneles. Una comparativa que pone a los vehículos de Euskadi en ‘la Champions’ del transporte ferroviario, sobre todo si tenemos en cuenta que los nuevos trenes cuentan con las últimas prestaciones.

Por el contrario, los 21 trenes comprometidos no solo no van a llegar en la fecha prevista, sino que el problema de cálculo va a retrasar los nuevos vehículos al menos tres años. Curiosamente, fue la propia empresa CAF la que detectó el error a los pocos meses de recibir el contrato. Es decir, en 2021, por lo que han pasado casi dos años desde que se descubrió. El resto, como suele decirse, es historia. Según el Ministerio de Transportes, en ese momento se comenzó a corregir lo ocurrido, algo que “no es inmediato ya que es una situación singular que requiere de un diseño a medida para garantizar que los trenes puedan circular por las líneas de ancho métrico a pesar de que los túneles tengan unas dimensiones más reducidas, pero sin perder prestaciones”.

Situación singular que, evidentemente, no se dio en el caso de los trenes de Euskadi, que ha destinado 40 millones de euros con financiación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia con Fondos Next Generation. Estos nuevos trenes de la comunidad vecina van a destinarse a circulaciones especiales para eventos y a reforzar la oferta regular en la línea que une San Sebastián y alrededores con Hendaya.

En comparación, el contrato de los 31 trenes de ancho métrico que iban destinados en su mayoría a Cantabria y Asturias está valorado en 258 millones de euros. La licitación del contrato se había publicado en unos meses antes de adjudicarse a finales de 2019.

Cantabria se queda sin trenes y Euskadi juega en ‘la Champions’
Comentarios