domingo 23/1/22

Cantabria pide la reapertura "casi inmediata" de talleres y concesionarios de vehículos, de las sedes de las ITV y propone que el comercio vaya abriendo de forma progresiva a partir del 11 de mayo, con la adopción de medidas de seguridad para evitar contagios. Así lo ha planteado este martes el consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín (PRC), en su comparecencia ante la comisión parlamentaria sobre el coronavirus, en la que también ha abogado por la reactivación de los trabajos de rehabilitación en viviendas a partir del 11 de mayo, al menos en algunos supuestos.

En este foro, y aun subrayando que la salud y la seguridad de las personas es lo que debe "primar" por "encima de todo", ha defendido que se debe reabrir todo aquello que sea posible a la vista de la evolución de la pandemia ya desde mayo. Martín, que ha presentado ante la comisión el plan de su consejería dotado con 53 millones de euros para apoyar a las empresas en la crisis del coronavirus, ha defendido que "la mejor ayuda" y el "mejor plan de recuperación" para sectores como el comercio o la industria "es reabrir" y ha subrayado la necesidad en que, al menos, se establezcan los plazos -al menos "tentativos"- para que las empresas puedan ver ya "la luz al final del túnel".

Martín ha informado que los ya anunciados medidores de temperatura para las estaciones de Santander y Torrelavega

Por ello, ha hecho un llamamiento a "redoblar" los esfuerzos en este sentido. "No podemos seguir parados hasta que se produzca una solución a través de una vacuna", ha defendido Martín, que ha opinado que lo que se debe es tratar de garantizar las condiciones para una transición a la actividad "prudente, paulatina y segura". En este sentido, ha defendido que "es posible compaginar seguridad con actividad", ha dicho. Sí ha defendido que el proceso de desescalada "debe ser lo más rápido posible dentro de la seguridad" y también que esa "nueva normalidad" de la que habla el Gobierno de España sea "lo más normal posible" y cuanto antes.

Martín también ha opinado que "no tiene sentido" que la desescalada del confinamiento se produzca con una "pautas únicas" y considera que las comunidades autónomas "tienen que llevar el pilotaje" aunque junto con el Gobierno central. Por ello, cree que se deben de elaborar "hojas de ruta" para un desescalado progresivo "territorializado y eficaz".

En su exposición, Martín ha expuesto algunas de las condiciones de seguridad sobre las que, a su juicio, se debería llevar a cabo la reapertura del comercio, los talleres o los concesionarios. Así, por ejemplo, propone limitar el aforo máximo del comercio en función de las dimensiones del local (el tamaño del negocio dividido entre diez); obligar al uso de mascarillas y guantes tanto para el trabajador como para el cliente), con la puesta a disposición de geles hidroalcohólicos en la entrada y con desinfecciones en el local, probadores o productos.

TRANSPORTE

En cuanto al transporte público, Martín ha abogado por una recuperación paulatina de las frecuencias y rutas habituales, también con medidas de seguridad. Así, por ejemplo, en el caso de los autobuses plantea que en una primera fase se limite al 50% la capacidad; que el conductor esté aislado de los usuarios y que deba usar obligatoriamente mascarilla y, al menos para el cobro, también de guantes.

También ha informado que los ya anunciados medidores de temperatura para las estaciones de Santander y Torrelavega ya están licitados y adjudicados y solo se está a la espera de que sean suministrados para ser colocados. En el caso de los taxis y VTV, a los que el Gobierno está dotando de mamparas -unas 750- para separar al conductor de los usuarios, se plantea limitar la capacidad a un máximo de 2 clientes.

REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS

En cuanto al reinicio de la rehabilitación de viviendas, Martín ha recordado que una de las principales justificaciones para que ahora no estén actualizadas es que estas zonas generan el uso de zonas comunes en los edificios de vivienda.

Martín ha señalado que esta dificultad es algo que "se puede solventar" en los casos en los que la acometida de materiales se realice a través de una grúa o elevador externo o cuando el inmueble disponga de más de un elevador o montacargas, indicándose cuál de ellos se va a utilizar para la obra o cuando en el edificio haya un conserje que pueda organizar el uso y desinfecte y limpie las zonas comunes, siendo preciso para ello contar con la autorización de la comunidad. También se reclama que se permitan aquellas obras o reparaciones que requieran un única visita, como reparar una fuga o cambiar un grifo.

TRABAJO PRESENCIAL

Por otra parte, el consejero también ha abogado por, una vez controlada la escalada del virus, se debe recuperar de forma paulatina la actividad presencial en la Administración, estableciendo también medidas de seguridad, sobre todo en aquellos trabajadores que tengan un trato directo con el público, a los que se les debe dotar de mascarillas, geles hidroalcohólicos o elementos separadores.

Esto, según ha dicho, se puede compatibilizar con la continuidad por ahora del teletrabajo en aquellos en que no se requiera su presencia física o no tengan que tratar de una forma directa con el público, así como aquellos que requieran conciliar vida familiar y profesional.

También ha abogado por que vuelvan a computarse los plazos administrativos, sobre todo cuando se traten de aquellos relacionados con ayudas o subvenciones públicas.

DESESCALADA

En cuanto a las propuestas para la desescalada planteada por Martín, el portavoz del PP, Íñigo Fernández, ha opinado que algunos de los aspectos mencionados por el consejero "no tienen concordancia" con lo que está haciendo el Gobierno de España (PSOE-Unidas Podemos). En este sentido, el diputado 'popular' ha opinado que, a la vista de ello, parece que el Gobierno de España "no escucha" a las comunidades y ha demandado al Ejecutivo regional que en la próxima conferencia se ponga "un poco serio y firme" en sus propuestas.

Por su parte, el diputado de Cs Diego Marañón ha subrayado que algunas de las medidas de seguridad planteadas por el consejero para la desescalada en sectores como el comercio, como por ejemplo la necesidad de disponer de mascarillas o geles hidroalcohólicos, implican una inversión por parte de los negocios en un momento en que algunos llevan más de un mes sin facturar. Por ello, ha subrayado la necesidad de que se habilite una línea de ayudas para acometer este tipo de inversión.

Y para el portavoz del grupo mixto-Vox, Cristóbal Palacio, lo dicho por el consejero sobre la desescalada son "generalidades" y ha pedido "fechas" sobre cuándo será la reapertura que den certidumbre a las empresas. "No lo sé", ha replicado Martín, que ha asegurado que no tiene una "bola de cristal" y ha recordado que, por ahora, hay un "mando único", que es el Gobierno de España, con lo que el Ejecutivo regional solo puede hacer propuestas, que, en el caso de Cantabria, están a favor de iniciar esa reapertura. En este sentido, ha reconocido "lo complicado" de la tarea del Gobierno de España y del presidente, Pedro Sánchez, ante la "presión" que tiene y la necesidad de tomar decisiones en tantos ámbitos (económico, social, sanitario...).

Y en cuanto a los grupos que soportan al Gobierno, el PSOE ha afirmado que "le parecen bien" los plazos dados por el consejero y el PRC también los avala y, en este sentido, ha reclamado que el Ejecutivo central, aunque lleve el "pilotaje" de la situación, escuche los requerimientos y propuestas de las comunidades.

Comentarios