domingo. 26.05.2024

El Gobierno de Cantabria ha levantado la suspensión de pesca en los tramos 'salmoneros' de los ríos Asón, Pas, Nansa y Deva, después de que las lluvias de los últimos días hayan incrementado los caudales de las cuencas, que han recuperado valores por encima de la media de los niveles mínimos en el mes de mayo.

De esta manera, los pescadores podrán retomar su actividad este viernes, día 19, en los cuatro tramos en los que se había suspendido temporalmente la pesca a finales del mes de abril debido a la sequía.

La resolución de la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático por la que se levanta la suspensión se ha publicado este jueves en una edición extraordinaria del Boletín Oficial de Cantabria (BOC).

El levantamiento afecta a los ríos Asón, desde la presa de Ramales de la Victoria hasta su desembocadura; Pas, desde la presa de Puente Viesgo hasta su desembocadura; Nansa, desde la presa de Palombera hasta su desembocadura, y Deva, desde la Riega del Valle, en Lebeña, hasta su desembocadura.

En el caso del río Deva, en el tramo compartido con Asturias, la suspensión de la pesca fluvial únicamente será de aplicación los días impares, que son los que corresponde la administración de la práctica de la pesca a la Comunidad Autónoma de Cantabria.

La suspensión de la pesca se aplicó el pasado 29 de abril en unos tramos que coinciden con 'zonas salmoneras' como consecuencia de los efectos de la sequía en los ríos de Cantabria, lo que obligó al Gobierno de Cantabria a adelantar los rescates y trasvases de peces que habitualmente comienzan en torno al mes de julio.

MÁS DE 8.300 PECES RESCATADOS

Así, desde finales de marzo, los agentes del Medio Natural y bomberos forestales han rescatado más de 8.300 peces, la mayoría de ellos en el río Pas, ha informado el Ejecutivo.

De los 6.838 ejemplares rescatados en el Pas, más de la mitad (4.892) eran esguines o pintos de salmón que se han trasladado, junto con el resto de ejemplares (que mayoritariamente eran truchas) al tramo en la que la pesca estaba suspendida.

Esta medida ha permitido que, con la subida del nivel de las aguas, los salmones hayan podido continuar con su descenso hacia el mar. En el resto de tramos salmoneros, el incremento de caudales ha facilitado que los juveniles de salmón hayan podido continuar con su ciclo vital.

Durante la vigencia de la suspensión, los agentes del Medio Natural han mantenido una vigilancia "reforzada" en los tramos afectados para prevenir furtivismo y también, en el resto de los tramos y ríos, para detectar cualquier incidencia que pudiera precisar nuevos rescates de peces u otras medidas.

"Lo que hemos estado haciendo en todos estos días ha sido trasladar miles de peces de juveniles de salmón de las zonas donde no había agua a espacios de cuencas más bajas donde podían continuar con su ciclo de vida llegar al mar", ha explicado el consejero de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco.

Blanco ha agradecido el comportamiento "ejemplar" de los pescadores de Cantabria, "los grandes garantes de nuestro patrimonio fluvial", por comprender la decisión de la Consejería de suspender la pesca fluvial durante tres semanas, y el trabajo de los técnicos, agentes del Medio Natural y cuadrillas de bomberos forestales en la gestión y conservación de nuestro patrimonio natural.

Por último, el consejero ha lanzado un mensaje tranquilizador porque los ríos "están bajando bien, tienen agua porque estos días ha llovido bastante y la previsión es que las precipitaciones continúen en los próximos días", y ha aprovechado para instar "a seguir cuidando nuestros ríos y nuestro medio ambiente".

La decisión de la Consejería está avalada por el Consejo Regional de Pesca, cuyos miembros han sido consultados esta misma semana.

El Gobierno levanta la suspensión de pesca en los ríos Asón, Pas, Nansa y Deva
Comentarios