lunes. 17.06.2024

La presidenta de Cantabria, María José Saénz de Buruaga, ha expresado su compromiso de estudiar la declaración de los Zamarrones de Polaciones como Bien de Interés Cultural (BIC) en categoría de inmaterial, junto con otras manifestaciones de las mascaradas de invierno de la Comunidad Autónoma.

Buruaga ha acudido a esta "cita ineludible", recuperada y organizada desde hace años por la Asociación Sociocultural Pejanda "con la suma de esfuerzos de muchos vecinos", que se ha iniciado a primera hora de este sábado con el tradicional recorrido por los nueve pueblos que componen el valle.

La presidenta ha puesto en valor el trabajo de la Asociación Cultural de Pejanda y la implicación de todos sus vecinos, "que son los auténticos protagonistas, orgullosos de sus tradiciones, que quieren conservar las señas de identidad" de una muestra de "patrimonio vivo" que tenemos la obligación de "conservar y transmitir".

En esta edición de la mascarada, los zamarrones blancos junto con los negros han desfilado por las plazas y callejas de Cotillos, Salceda, Santa Eulalia, Belmonte, San Mamés y Pejanda, y en esta última localidad ha tenido lugar la representación principal, con la actuación de trovas satíricas en las que, como marca la tradición, ha habido coplillas dirigidas a las autoridades, junto a la actuación de las comparsas de adultos y niños.

El evento ha reunido a varios centenares de personas que han subido hasta el valle desde todos los puntos de Cantabria, en un día en el que el sol y el buen tiempo han permitido disfrutar de los bailes y trovas.

Junto a la presidenta de Cantabria ha estado en esta celebración la presidenta del Parlamento de Cantabria, María José González Revuelta; el alcalde de Polaciones, Vicente Gómez, y otros alcaldes y concejales de los municipios limítrofes.

Tras el almuerzo, ya por la tarde las comparsas continúan escenificando sus bailes y trovas compuestas sobre hechos anecdóticos ocurridos en el valle en el último año por los pueblos de Tresabuela, Lombraña, La Puente, Uznayo, El Trece y La Laguna.

Como novedad, en esta edición la organización ha decidido dejar desierto el reconocimiento de 'Zamarrón de honor'.

Durante el recorrido no ha faltado el tradicional 'sabaneo' realizado por los zamarrones blancos que, como manda la tradición, han salpicado de barro y agua a las mozas solteras de la zona con una piel o un saco atado a un palo largo denominado 'zamárganu' y que sirve, a su vez, para que éstos se apoyen en sus saltos. La moza afortunada es aquella que recibe un mayor 'sabaneo'.

Los Zamarrones, caracterizados por la vistosidad de la indumentaria de sus personajes, sus peculiares sombreros y sus cintas de colores, se celebran cada año el primer sábado después del miércoles de ceniza, congregando a cientos de visitantes al municipio. La fiesta continuará mañana domingo con la visita de la Comparsa Antigua a los bares del valle.

Cantabria estudia que Los Zamarrones de Polaciones sean declarados como Bien de Interés...
Comentarios