martes. 05.03.2024

La Consejería de Desarrollo Rural ultima el decreto que regulará las ayudas dirigidas a indemnizar a los ganaderos afectados por la muerte de animales a consecuencia de la enfermedad hemorrágica epizoótica, de forma que pueda estar aprobado por el Consejo de Gobierno la próxima semana para puedan empezar a pagarse antes de finalizar el año.

Cantabria será la primera comunidad autónoma en habilitar estas ayudas, que tendrán carácter retroactivo, para paliar las pérdidas producidas desde la aparición del brote, el pasado 5 de septiembre.

Según ha explicado el consejero, Pablo Palencia, los servicios jurídicos del Gobierno trabajan para dar forma a este decreto que regule estas subvenciones y facilitar, así, los pagos antes de final de 2023.

El titular de Ganadería ha indicado que los baremos para la tasación de daños y cuantía económica por cabeza muerta se basarán en los ya establecidos para las indemnizaciones por ataques de lobo, pactados en su momento por la Mesa Agraria y las organizaciones sindicales.

Asimismo, estas ayudas contemplan indemnizar los gastos veterinarios derivados de los tratamientos en las ganaderías afectadas.

El consejero ha realizado estas declaraciones, antes de iniciar la Jornada sobre Enfermedad Hemorrágica Epizoótica y Tuberculosis, que ha impartido hoy el catedrático de Sanidad Animal en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos de Castilla La Mancha, Christian Gortázar, en el Centro de Investigación y Formación Agrarias (CIFA) de Muriedas (Camargo).

Asimismo, Palencia ha asegurado que el Gobierno de Cantabria trabaja conjuntamente con otras comunidades autónomas para impulsar una modificación de las pólizas de agroseguro, que permita incluir la cobertura por fallecimiento de animales por causa de fuerza mayor, y, así compensar las pérdidas de los ganaderos afectados este brote.

En este sentido, ha manifestado que ya ha mantenido contactos previos con agroseguro para analizar distintas coberturas y estudiar posibles formas de articular esta modificación con el fin de presentar de forma conjunta esta propuesta en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

También ha recordado que se ha solicitado al ministro del ramo la liberación de fondos europeos para poner en marcha nuevas línea de ayuda y medidas que permitan compensar gastos derivados de los efectos de esta enfermedad que tienen que ver con el plan de bioseguridad de las explotaciones, y que incluyen movilidad, desinfección y desinsectación de los medios de transporte.

Según ha asegurado, el Ejecutivo pone, de este modo, de manifiesto su compromiso con el sector y muestra su sensibilidad con los ganaderos de la Comunidad Autónoma que "ya venían atravesando una situación muy delicada", como consecuencia de la inflación.

Para finalizar ha hecho un llamamiento a no bajar la guardia y mantener las medidas estrictas de bioseguridad, higiene, aislamiento y control de movimientos, y ha recordado que se mantiene vigilante sobre las restricciones que impone el Plan Nacional Zoosanitario, de tal manera que se limita el movimiento de los animales en toda la región y se seguirán implementando medidas de desinfección de transportes, por lo menos hasta que el mosquito que actúa como vector de transmisión deje de estar activo con la bajada de temperaturas.

Cantabria espera aprobar la próxima semana el decreto de ayudas a los ganaderos por la...
Comentarios