domingo. 03.07.2022

Cantabria si emplantilla crear nel juturu un sellu de calidá pa la lechi de vaca alimentáu con pación y quier promover esti tipu d’alimentación nel ganáu de las sús esplotacionis dimpués de que un istudiu cintíficu desarrolláu ena cumunidá reveli que es mas sanu y que es tamién una prudución mas caltinibli nel contornu. Los resultaos d’esti proyéutu de investigación, llamáu La vaca que pasta, apresentaos esti martis en ruea de prensa cola presencia del consejeru de Mediu Rural, Jesús Oria, muestran también que l’alimentación del vacunu a pación u verdi enguz el desarrollu de las zonas rurales, fija la sú población y caltien el paisaje sellencu de prau en Cantabria. El proyéutu, suvencionáu con 60.000 euros y cofinanciáu pol Gubiernu de Cantabria, el Ministeriu d’Agricultura, Pesca y Alimentación, y pola Aunión Europea, ha síu desarrolláu por centros d’envestigación, coleutivos agrarios, empresarios y otros agentis ligaos al seutor ena cumunidá.

El consejeru mostró la sú satisfaición pol jechu de ver cunsiguíu arriunilos a toos ellos alredeor d’esti proyéutu d’inovación, filicitó a los sús socios y cunfió en poder tener “luegu” resultaos “apalpablis”. Al treviés de los istudios realizaos, se ha demostráu que las vacas que pacin u comin verdi pruducin lechi y carni con grasa mas sanu. En concretu, la investigaora del CIFA, Ana Villar, desplicó que los istudios llevaos a cabu primitierin cunfirman que cuandu ena dieta l’animal si intruduz verdi se aminorgan los áceos grasos saturaos, y adonecin los poliinsaturados, especialmenti l’Omega3, que, sigún los investigaoris del proyéutu, puei allegar a “multiplicase por seis”, u el CLA (áceu linoleicu conjugáu), que tien “un gran interés nutricional”, puei lo jacer por doci.


Cantabria se plantea crear un sello de calidad para leche de vaca alimentada con pasto

Cantabria se plantea crear en el futuro un sello de calidad para la leche de vacuno alimentado en base a pasto y quiere promover este tipo de alimentación en el ganado de sus explotaciones después de que un estudio científico desarrollado en la comunidad revele que es más saludable y es también una producción más sostenible ambientalmente. Los resultados de este proyecto de investigación, denominado La vaca que pasta, presentados este martes en rueda de prensa con presencia del consejero de Medio Rural, Jesús Oria, muestran también que la alimentación del ganado vacuno en base a pasto o hierba fresca fomenta el desarrollo de las zonas rurales y fija su población y mantiene la orografía característica de las praderas de Cantabria. El proyecto, subvencionado con 60.000 euros y cofinanciado por el Gobierno de Cantabria, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y por la UE, ha sido desarrollado por un grupo de trabajo formado por centros de investigación, colectivos agrarios, empresarios y otros agentes vinculados al sector en la comunidad.

El consejero ha mostrado su satisfacción por el hecho de haber conseguido reunir a todos estos agentes en torno a este proyecto de innovación, ha felicitado a los socios y ha confiado en poder tener “pronto” resultados “tangibles”. A través de los estudios realizados, se ha demostrado que las vacas que pastan o comer hierba fresca producen leche y carne con grasa más saludable. Concretamente, la investigadora del CIFA, Ana Villar, ha explicado que los estudios llevados a cabo han permitido confirmar que cuando en la dieta del animal se introduce forraje verde se reducen los ácidos grasos saturados y se incrementan los poliinsaturados, especialmente el omega3, que, según los investigadores del proyecto, puede llegar a “multiplicarse por seis”, o el CLA (ácido linoleico conjugado), que tiene “un gran interés nutricional”, puede hacerlo por 12.

Comentarios