lunes. 15.04.2024

Un total de diez comunidades autónomas no destinan fondos a ayudas específicas a las mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad, entre las que se encuentra Cantabria, además de Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Navarra y País Vasco.

Así lo recoge el Mapa de la Maternidad en España elaborado por Redmadre, que apunta que las mujeres embarazadas con dificultades recibieron una ayuda media de 46 euros en 2022, más del triple que en 2021 (13,05 euros), 33 euros más. La Fundación atribuye este incremento al plan de apoyo a la maternidad implantado por la Comunidad de Madrid, que destinó más de 14 millones de euros en ayudas directas a las embarazadas menores de 30 años.

El informe revela que el gasto destinado a las ayudas a mujeres embarazadas en 2022 por el conjunto de las Administraciones Públicas fue de 20 millones de euros, de los cuales 14,8 millones corresponden a la Comunidad de Madrid, seguida por Castilla y León (2,4 millones) y Andalucía (806.961 euros).

"Animamos a las comunidades autónomas y a todas las Administraciones Públicas a seguir las buenas prácticas de la Comunidad de Madrid", ha invitado la directora general de Fundación Redmadre, Amaya Azcona, sugiriendo subir por encima de 30 años el límite de edad de la mujer embarazada para poder recibir las ayudas, teniendo en cuenta que la edad media a la que las españolas tienen su primer hijo ha aumentado hasta los 32 años.

Además, aunque otorgar estas ayudas es competencia de las comunidades autónomas, Redmadre considera que el Gobierno también "puede hacer mucho" y le pide "una ley marco de apoyo a la maternidad" que "facilitaría las líneas de subvenciones", y que impulse estudios e informes que ofrezcan datos que sirvan para implementar políticas públicas que ayuden a superar la condición de vulnerabilidad de la mujer embarazada.

Asimismo, Azcona ha opinado que el apoyo a la maternidad debería ser "transversal a la política" pues las mujeres embarazadas y madres recientes van a necesitar ayuda de "cualquier gobierno". "No es una cuestión ideológica", ha señalado.

Además, el estudio destaca algunos ejemplos de buenas prácticas a nivel internacional como el de Alemania, que cuenta con una 'Fundación Federal madre e hijo', que ayuda con dotación de enseres, canastilla o vivienda; Austria, que ofrece una ayuda postparto de hasta 2.000 euros al mes; Finlandia, que facilita un paquete de maternidad a todas las mujeres embarazadas, o Italia que ofrece un cheque a las nuevas madres.

En el informe, Redmadre también advierte de la situación de las madres que crían solas pues la tasa de pobreza en estos hogares monoparentales encabezados por mujeres es del 54,3%. En este sentido, Azcona ha hecho una "llamada de atención" porque "de lo que le ocurra a la madre va a depender el futuro de los hijos". "Tenemos abandonadas a este grupo de mujeres", ha avisado.

AUMENTA EL RIESGO DE PERDER EL EMPLEO

Por otra parte, el informe señala que la maternidad aumenta el riesgo de la pérdida de empleo y de la desigualdad laboral. En concreto, cita un estudio de la Asociación Yo No Renuncio, del Club Malasmadres, según el cual, el 31% de las mujeres embarazadas afirma que su vida laboral ha cambiado al comunicar que están embarazadas o que un 22% perdieron su puesto de trabajo al convertirse en madres.

Asimismo, citan un estudio de Fedea, según el cual, las mujeres con hijos están sobrerrepresentadas en los empleos a tiempo parcial involuntarios y solicitan el 90,9% de las excedencias por cuidado de hijos. Además, la Fundación Redmadre lamenta que "España sigue gastando el doble en aborto (40 millones) que en colaborar a resolver los problemas de las mujeres ante el embarazo". Asimismo, el mapa revela que España sigue "a la cola" de Europa en el gasto de PIB dedicado a la familia, ocupando el puesto 20 de 27.

Al mismo tiempo, Redmadre avisa de la "invisibilidad" de las madres en España ya que no se contabiliza su número y cuáles son sus dificultades. Por ello, pide que se incorpore a las estadísticas la variable 'embarazada' y 'madre reciente', así como la variable 'embarazada' en las estadísticas de maltrato; y que se realicen estudios que tengan en cuenta a la mujer embarazada.

Además, la presidenta de la Fundación Redmadre, María Torrego, ha pedido que se tengan en cuenta "las circunstancias actuales", como "las dificultades que tienen hoy los jóvenes para formar una familia, no sólo por los problemas económicos sino por un cambio de las prioridades en las nuevas generaciones".

En cuanto al perfil de las mujeres que acuden a Redmadre, Amaya Azcona ha señalado que está aumentando el número de mujeres inmigrantes, muchas de las cuales se encuentran en situación irregular. "Ser mujer, inmigrante, sin papeles, embarazada y sin red de apoyo, quizá es la situación de mayor vulnerabilidad", ha advertido. En cuanto a la media de edad, ha indicado que es de 20 a 25 años, aunque también está aumentando el número de mujeres de 25 a 30 años que acuden en busca de ayuda, algunas incluso con un perfil universitario o profesional, aunque son una minoría, según ha precisado.

Cantabria, entre las comunidades que no dan ayudas a mujeres embarazadas vulnerables
Comentarios