domingo. 21.04.2024

Las gasolineras automáticas, aquellas que están preparadas para funcionar sin personal, han duplicado su presencia en Cantabria desde la pandemia hasta alcanzar las 23, según un estudio realizado por la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae) que ha comparado datos de diciembre de 2022 con marzo de 2021.

En concreto, las automáticas han crecido en la región un 155%. Esto supone que la penetración en el sector es del 15%, inferior a la media nacional (18,3%), y solo Canarias, Navarra y La Rioja están por detrás de Cantabria en el cómputo de gasolineras.

En cuanto a la penetración de este modelo de negocio comparado con el resto de las comunidades, Cantabria escala posiciones y se encuentra por delante de Galicia, País Vasco, Baleares, Asturias, Navarra y Canarias.

El crecimiento se ha visto reforzado por los planes de expansión de sus socios y la conversión de muchas gasolineras tradicionales en automáticas para hacer más eficiente sus servicios. "Hemos detectado que muchas gasolineras tradicionales han instalado tecnología para funcionar en modo automático haciendo así más eficientes las gasolineras", explica el presidente de Aesae, Manuel Jiménez Perona. Además, desde la patronal calculan que las gasolineras de sus socios han aportado un ahorro anual de 200 euros por cada conductor.

"TRABAS" EN SANTANDER

Sin embargo, apunta que este crecimiento "se puede ver truncado por las trabas impuestas por el Ayuntamiento de Santander", que en enero de 2023 ha modificado el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) con el objetivo de limitar la instalación de gasolineras en suelos residenciales.

Para el presidente de AESAE, esta modificación es "una medida arbitraria que atenta contra los ciudadanos y del principio de libre mercado al impedir la instalación de este tipo de gasolineras, obligándolas a que operen en zonas con apenas circulación rodada".

En diciembre de 2022 la Secretaría para la Unidad de Mercado, perteneciente al Ministerio de Economía, ya advirtió al Pleno que deben tener en cuenta el análisis de "proporcionalidad ya realizado al respecto" y alertó de que el 30 de julio del mismo año finalizó la suspensión de licencias, "sin que se pueda acordar una nueva suspensión para el mismo ámbito en el plazo de cuatro años".

Las gasolineras automáticas se duplican en Cantabria desde la pandemia
Comentarios