sábado. 02.03.2024

Cantabria estará este viernes, 1 de diciembre, en aviso amarillo (riesgo) por fenómenos costeros adversos, por previsión de viento del oeste o noroeste de 50 a 61 kilómetros por hora (fuerza 7), según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Este aviso por oleaje en Cantabria se activará a las 14:00 y durará hasta el final del día.

En total provincias de once comunidades autónomas tendrán este viernes riesgo (amarillo) por lluvias, nevadas, viento o fenómenos costeros, según avisa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El aviso por lluvias, que podrán acumular de 40 a 60 litros por metro cuadrado en 12 horas afectará a las provincias de Toledo, Lérida, Cáceres, Badajoz, Huelva, Córdoba y Sevilla. 

Además, tendrán riesgo por nevadas que podrán dejar unos 5 centímetros de espesor en Huesca y Lérida a partir de 1.400 metros, mientras que los avisos amarillos por vientos de hasta 70 u 80 kilómetros por hora se han activado para las provincias de Tarragona, Castellón, Teruel, Guadalajara, Islas Baleares, Alicante, Murcia, Almería.

Mientras, tendrán riesgo por fenómenos costeros Tarragona, Castellón, Baleares, Alicante, Murcia, Almería, Granada, la Ciudad Autónoma de Melilla, Cantabria y Guipúzcoa. Por su parte, en Canarias tendrán aviso por lluvias todas las islas y La Palma, La Gomera, El Hierro y Tenerife, tendrán riesgo, también por tormentas.

En general lo más destacado de este primer día de diciembre serán las precipitaciones localmente fuertes en Canarias, los intervalos de viento fuerte en los litorales del Cantábrico, sureste peninsular, bajo Ebro y Baleares y las nevadas a partir de 800 metros en Pirineos.

En la Península y Baleares se prevé una circulación atlántica, con el paso de un frente por la mitad sureste y el archipiélago. Las precipitaciones frontales afectarán a todas las zonas excepto el tercio noroccidental y se desplazarán hacia el sudeste, al tiempo que habrá tendencia a abrir claros e irán remitiendo por el noroeste.

La segunda mitad del día las precipitaciones alcanzarán el extremo sudeste, Melilla y Baleares. Asimismo, en el noroeste de Galicia se esperan precipitaciones que se extenderán al Cantábrico y que pueden afectar de forma más débil a zonas aledañas.

En Canarias, con el paso de otro frente atlántico, hay probabilidad de precipitaciones y tormentas desplazándose de oeste a este y tenderán a remitir por el oeste, donde pueden ser localmente fuertes.

La cota de nieve empezará en 1.200 a 1.800 metros pero bajará a 800-1.200 metros en Pirineos y se situará en los 1.000/1.200 metros en la cordillera Cantábrica, sistemas Ibérico y Central.

Las temperaturas descienden acusadamente en amplias zonas de la Península y Baleares, con descenso notable de las mínimas en el interior de la mitad sudeste. En Canarias descienden ligeramente.

Las heladas recuperarán extensión e intensidad y afectarán a las montaña y páramos de la mitad norte, sin descartarlas en zonas más llanas de la meseta Norte y en las sierras del sudeste.

Los vientos soplarán del oeste en la Península y Baleares y rolarán a noroeste en general al paso del frente. Posibles intervalos fuertes en los litorales del Cantábrico, sureste peninsular, bajo Ebro y Baleares. En Canarias, se esperan vientos del suroeste rolarán a componente norte.

Cantabria, en aviso amarillo por oleaje
Comentarios