viernes. 24.05.2024

El Ministerio de Derechos Sociales, que lidera Ione Belarra, propondrá este viernes a las comunidades autónomas desplegar un paquete de medidas, que define como “escudo climático”, para proteger a la ciudadanía, especialmente a los sectores más vulnerables, ante los efectos de la ola de calor. Entre las iniciativas figuran modificación de horarios para evitar las franjas con mayor temperatura, asegurar en los centros de equipo de ventilación y aire acondicionado, habilitar refugios climáticos o potenciarlos en las zonas donde ya existen e incrementar las plazas por ola de calor para personas sin hogar, entre otras propuestas.

Según explican fuentes de este departamento a Europa Press, este compendio de medidas surgen tras varias semanas de trabajos técnicos, y que ya fueron remitidas a las autonomías el pasado 5 de mayo para debatirlas en el seno del Consejo Territorial. De esta forma, Derechos Sociales plantea la adecuación de las residencias para asegurar la disponibilidad de equipos que mantengan condiciones de climatización en todas las estancias que utilicen las personas residentes, con especial énfasis en aquellas que tienen dificultades de movilidad o de comunicación.

El Ministerio también traslada a las autonomías que los centros residenciales apliquen modificaciones de horarios, vestimenta y garantías de hidratación frente a olas de calor. Asimismo, insta a elaborar protocolos en cada residencia para reajustar horarios de paseos, incrementar las frecuencias de hidratación y adaptar los menús que se ofrecen a los usuarios ante episodios de altas temperaturas.

En esta línea, demanda también adecuar los planes de cada centro para identificar de forma precoz posibles casos de golpes de calor y la coordinación con el sistema sanitario. Al hilo, propone elaborar protocolos desde los servicios sociales y la Atención Primaria que incorporen más recursos a la atención de personas vulnerables que viven solas.

Para las situaciones de 'sinhogarismo', Derechos Sociales solicita que garantizar el acceso a la red de refugios climáticos, incremento de plazas en las campañas contra el calor (como se hace en las campañas contra el frío), evitar su expulsión de espacios público y el cierre de fuentes públicas, y elevar la provisión de alimentos y bebidas que favorezcan la hidratación para este colectivo.

También solicita que en personas que vivan en infraviviendas se garantice acceso continuado a agua potable y planes con actividades socioeducativas para niños, que garanticen entornos con temperaturas adecuadas de temperatura, hidratación y alimentación, especialmente en periodos vacacionales y durante las horas centrales del día.

PROPUESTA DE PODEMOS

Algunas medidas son similares a las planteadas por Podemos, la formación que dirige Belarra, el pasado 28 de abril, donde se planteaba la obligación legal de disponer de ventiladores, equipos de aire acondicionado o similares en centros educativos, de salud u hospitalarios, centros de día, residencias o transporte público.

El partido morado demandaba la prohibición de la tala de árboles por la administración, limitar el tráfico en las calles más calientes o prohibir trabajos al aire libre de 12:00 a 18:00 horas cuando las temperaturas sobrepasen los 35 grados.

Precisamente hoy la vicepresidenta segunda y titular de Trabajo, Yolanda Díaz, ha avanzado que se cambiará la normativa de riesgos laborales para prohibir trabajos al aire libre cuando se decreten alertas roja o naranja por altas temperaturas por parte de la Aemet.

Cambio de horarios, refugios y adecuación de residencias, medidas del "escudo...
Comentarios