miércoles. 12.06.2024

La coordinación entre Guardia Civil y Ertzaintza ha conseguido desmantelar un grupo criminal dedicado al tráfico de drogas que se ha saldado con 6 detenidos. En la operación se han incautado 58 kilogramos de cocaína, 12 de speed, 176 de marihuana, 24 de hachís y 6.310 pastillas de éxtasis. El valor de la droga, una vez adulterada y puesta a la venta en el mercado ilícito, hubiera superado los 17 millones de euros.

La operación se inició con doce registros en viviendas y trasteros ubicados en las localidades de Potes y Castro Urdiales, en Cantabria, y en otros puntos de País Vasco, en Vizcaya y Álava.

La delegada del Gobierno en La Rioja, Beatriz Arraiz, ha subrayado "la excelente coordinación" entre ambas fuerzas de seguridad del país que han permitido "asestar uno de los golpes más importantes al tráfico de drogas del norte de España".

Además durante el operativo se ha llevado a cabo la incautación de más de 78.000 euros en efectivo, dos escopetas, dos pistolas de fogueo, dos vehículos de alta gama, precursores para la adulteración de la cocaína y el speed, telefonía móvil y material informático, así como diversa documentación para su análisis y estudio.

Por su parte, el portavoz de la Guardia Civil, Miguel Ángel Sáez, ha destacado que, actualmente, los seis detenidos se encuentran en la prisión de Logroño. La mayoría contaba con antecedentes por narcotráfico y sus edades están comprendidas entre los 30 y 73 años, partícipes en los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, blanqueo de capitales y tenencia ilícita de armas.

LA OPERACIÓN

La operación 'Qilab/Arizko' ha estado coordinada por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y se han practicado doce registros en Álava, Cantabria y Vizcaya.

La investigación dio comienzo a primeros de abril de este 2023, cuando agentes de la Guardia Civil detuvieron a una persona por un delito de tráfico de drogas, incautándole 9 kg de speed de gran pureza. En Calahorra.

Durante las primeras averiguaciones se pudo establecer que la persona detenida pertenecía a una organización criminal para el transporte de sustancias estupefacientes.

Los investigadores de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Rioja pudieron relacionar el speed incautado con una organización criminal asentada en el País Vasco.

De esta manera, y dentro del marco de coordinación establecido por la Secretaría de Estado para la Seguridad, a través del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado -CITCO, la Guardia Civil constató que la Ertzaintza también tenía abierta una investigación sobre dichas personas, por lo que se acordó realizar una operación conjunta e informar al juzgado competente.

Tras el análisis efectuado de las informaciones recabadas por ambos cuerpos policiales se pudo verificar la existencia de la organización criminal con base de operaciones en Barakaldo y Gamiz-Fika -Vizcaya-, dedicada al tráfico de drogas, concretamente cocaína, speed, hachís, marihuana y pastillas de éxtasis.

JERARQUÍA "BIEN ESTRUCTURADA"

La organización, con una sólida y bien estructurada jerarquía, contaba con roles perfectamente definidos para llevar a cabo la adquisición de ingentes cantidades de droga, su transporte, ocultación, adulteración y posterior distribución.

Sus cinco integrantes adoptaban fuertes medidas de seguridad para evitar ser descubiertos, mediante vigilancias, contra vigilancias y el uso de vehículos lanzaderas. Además, contaban con armas de fuego para prevenir y neutralizar un posible asalto de otra red criminal o la actuación de las fuerzas de seguridad.

Estas acciones les permitían organizar, afrontar y culminar con éxito operaciones de tráfico de drogas desde el País Vasco al resto de provincias del norte de España, para abastecer a otros escalones delictivos que conducen hasta el consumidor final, fidelizar a su clientela, expandir el negocio y aumentar la distribución.

Tras varios meses de investigación se pudieron reunir las pruebas e indicios suficientes que permitieron corroborar que las personas investigadas estaban relacionadas con el tráfico de drogas continuado a gran escala, por lo que se solicitaron las correspondientes autorizaciones judiciales para llevar a cabo las entradas y registros de los lugares de interés.

12 REGISTROS

Una vez concedidos los Autos solicitados, se llevaron a cabo un total de 12 registros en viviendas y trasteros ubicados en las localidades de Potes y Castro Urdiales -Cantabria-, Bilbao, Barakaldo y Gamiz-Fika -Vizcaya- y en Vitoria -Álava-, que dieron como resultado la detención de los cinco integrantes de la organización y la incautación de las sustancias estupefacientes referidas.

Tras finalizar la instrucción de las diligencias policiales, los detenidos fueron trasladados a La Rioja para su puesta a disposición de la Autoridad Judicial, que decretó el ingreso en prisión de todos ellos.

En la fase de explotación han colaborado las unidades de intervención y de guías caninos de la Guardia Civil y de la Ertzaintza.

Cae una banda de tráfico de drogas tras una operación iniciada en Cantabria y una...
Comentarios