miércoles 18/5/22

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno enriquecerá su oferta este año con la incorporación de una nueva especie, el lémur de cola anillada, y la creación de un espacio diseñado para estos animales que incluye dos recintos (interior y exterior) e itinerarios peatonales que permitirán la observación de los ejemplares y la conexión de la zona con otras áreas del parque y los recintos de tigres y gorilas.

La Consejería de Turismo, a través de CANTUR, ha iniciado los trámites administrativos para llevar a cabo el proyecto, que tiene una inversión prevista de 450.000 euros y estaría acabado a final de año, en una zona asentada en una ladera con vestigios del pasado minero de Cabárceno y un paisaje de macizos rocosos y arboleda autóctona.

El planteamiento arquitectónico se caracteriza por su integración en el paisaje y su accesibilidad universal y, entre sus peculiaridades, destaca la recuperación de una antigua edificación que pertenecía a las instalaciones de la histórica explotación de hierro, ha explicado el Gobierno en nota de prensa. Esta actuación, según el consejero de Turismo y presidente de CANTUR, Javier López Marcano, supone una mejora del entorno y la creación de un nuevo atractivo en el parque, enriqueciendo no solo el catálogo de especies de Cabárceno, sino también la experiencia del visitante que va a poder disfrutar de un recinto "muy especial y de paseos e itinerarios alrededor del mismo con miradores".

López Marcano ha señalado que el "compromiso" de modernizar, ampliar y hacer más atractivo el parque es "una constante del trabajo" que se viene desarrollando desde la empresa pública CANTUR y "este nuevo recinto es una muestra más de ello de ello". Ha destacado, asimismo, el diseño y su adaptación al entorno y a las necesidades de los lémures que habitarán el espacio. "Es un proyecto que aúna a la perfección el cuidado de los animales, la puesta en valor del patrimonio arquitectónico minero y la integración paisajística del recinto, que reproduce en sus formas estructurales un bosque similar a la arboleda existente en la zona", ha señalado.

Además, para su diseño se han tenido en cuenta las recomendaciones de los servicios veterinarios y técnicos del parque, así como de EAZA (Asociación Europea de Zoológicos y Acuarios) en lo que se refiere a todo lo necesario para el bienestar y el manejo de los lémures.

1.000 METROS CUADRADOS

El proyecto contempla una superficie total de intervención de cerca de 1.100 metros cuadrados, en la que se incluye un recinto interior para resguardo de los ejemplares (76,80 metros2), uno exterior (534,43m2) y los itinerarios peatonales que se extenderán en cerca de 500 metros cuadrados. La zona tiene acceso tanto rodado como peatonal desde el aparcamiento anexo de tigres y gorilas.

La estancia interior de lémures se asentará en la antigua edificación minera, cuya rehabilitación y ampliación permitirá dotar al espacio de nidos dispuestos en plataformas conectadas y separadas del suelo a diferentes alturas y una zona de cuarentena. El recinto exterior, adaptado a la orografía del terreno, será totalmente diáfano, contará con plataformas y pasarelas conectadas entre sí para la libre circulación de los lémures y estará delimitado por una malla invisible de acero, soportada por una estructura dispuesta uniformemente dentro del recinto, de pórticos de tubo de acero en forma de árboles de diferentes directrices y alturas, que reproducen el hábitat de un bosque tropical. Ambos recintos estarán conectados a través de un paso para favorecer el acceso del personal del parque.

La nueva zona se completa con un itinerario peatonal pavimentado y accesible para personas de movilidad reducida a través de rampas y un puente que salva la depresión del terreno. La senda partirá del aparcamiento de tigres y gorilas hasta llegar a la instalación de lémures, donde se habilitarán zonas de miradores para la observación de los ejemplares. El recorrido se prolongará hacia el norte por medio de escaleras hasta alcanzar la cota superior del mismo para conectar con los miradores del recinto de tigres, consiguiendo así un recorrido cerrado hasta el punto de origen.

Los materiales que se emplearán en la construcción y los revestimentos de acero cortén, reproducirán los tonos del mineral de hierro de las rocas del parque y los paramentos de la edificación y los solados serán de tonos ocre, en consonancia con el paisaje de Cabárceno. El Parque está en contacto con varios parques y zoos a través de la EEP de la especie, el programa europeo que vela por el bienestar y protección de los animales en cautividad, para la cesión de los ejemplares de lémur que habitarán el nuevo espacio.

Comentarios