viernes. 19.04.2024

El buque oceánico 'Río Miño' del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, que se encuentra en Cantabria para prestar labores de apoyo y control a las embarcaciones que actualmente se encuentran faenando en las costeras de la caballa y la anchoa, finalizará este domingo su apoyo en la comunidad.

El 'Río Miño', atracó el pasado 14 de marzo en la región, y desde entonces el Servicio Marítimo de la Benemérita ha velado por la conservación del medio ambiente y por hacer cumplir las leyes de tráfico marítimo y pesca en la comunidad.

La presencia del 'Río Miño' en aguas marítimas cántabras se enmarca en las costeras de la caballa y la anchoa y los servicios de control se prestan de forma conjunta con inspectores de pesca del Gobierno de España. El fin es que se cumplan normativas relacionadas con cupos, embarcaciones autorizadas o artes permitidas.

Además, los guardias civiles que prestan servicio en el buque realizan labores de seguridad de los barcos que faenan en el norte peninsular, atendiendo posibles emergencias que puedan producirse.

EL RÍO MIÑO

El buque tiene su base en Cádiz y está encuadrado en el Grupo Marítimo del Estrecho. Entre sus misiones en esa zona de operaciones, figura la lucha contra el narcotráfico y los tráficos ilícitos, la inmigración ilegal, polución marina y protección medioambiental, además de la protección del Patrimonio Subacuático.

Para el desarrollo de sus actividades cuenta con dos lanchas rápidas y un helipuerto, así como con equipos de comunicación, navegación, vigilancia, salvamento y protección idóneos para las misiones a desempeñar y que permiten permanecer largos periodos de navegación sin necesidad de tocar puerto.

Con una eslora de 50,81 metros, es uno de los tres buques oceánicos con los que cuenta en la actualidad la Guardia Civil.

El buque 'Río Miño' de la Guardia Civil se despide de Cantabria
Comentarios