sábado 16/10/21
CUOTAS DE CAPTURA

Bruselas vuelve a limitar el trabajo de los pescadores cántabros

La Comisión Europea pide que las cuotas de rape y ojito se reduzcan una media de un 20%.

Los trabajadores advierten de que la reducción de 2015 ya generó problemas.

Momento de la subasta en una lonja
Momento de la subasta en una lonja

La Comisión Europea ha pedido este martes reducir en 2016 un 19,2% las capturas totales admisibles del rape en aguas ibéricas y en un 26,4% las del gallo (ojito). Una decisión que no ha gustado demasiado entre los pescadores cántabros, como ha dejado entrever el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria, José Luis Bustillo, que espera que no se materialicen. En este sentido, ha advertido que ya ha habido "problemas" con la reducción que se impuso para 2015.

"Esperemos que no", ha dicho Bustillo, quien ha recordado que, de momento, solo se trata de una propuesta, y ha considerado que hay que esperar a la reunión de los ministros europeos de Pesca, que prevé que se produzca a mediados de diciembre. En todo caso, espera que no se haga efectiva aunque reconoce que "no es bueno" que se propongan disminuciones.

En este sentido, ha explicado que de las reducciones planteadas por Bruselas la que más afecta a los pescadores cántabros es, precisamente la del rape, ya que otras, como la del 26,4% solicitada para el ojito (gallo), no lo es tanto, dado que, principalmente, esta última afecta principalmente a la pesca de altura.

Propuesta de la Comisión

En la propuesta para el reparto de posibilidades de pesca en 2016 se mantiene en el mismo nivel de capturas la de la anchoa, y se proponen también incrementos de un 27% en las de chicharro (jurel) del Cantábrico.

El Ejecutivo comunitario no ha revelado aún su posición en relación a la merluza, una especie de gran valor comercial para la flota española, puesto que todavía está pendiente de recibir un análisis científico pertinente.

Además, a partir del 1 de enero de 2016 determinadas embarcaciones estarán obligadas a desembarcar todas las capturas de ciertas especies demersales, una novedad que buscar reducir los descartes e incluye, por ejemplo, a la merluza, la pescadilla o la platija. Para compensar este "esfuerzo" la Comisión Europea propone unas "cuotas extra" para estas poblaciones.

A este efecto, Bruselas ha solicitado consejo científico al Comité Científico, Técnico y Económico de Pesca (STECF en sus siglas en inglés), que notificará su análisis a mediados de noviembre. Será entonces cuando el Ejecutivo comunitario establezca su propuesta para estas especies, teniendo en cuenta estas "cuotas extra".

Totales Admisibles de Capturas

En su propuesta de cuotas y Totales Admisibles de Capturas (TAC), la Comisión Europea propone, en cambio, incrementar un 27% las del jurel (chicharro) del Cantábrico y en un 15,3% el de aguas portuguesas.

También se propone para el gallo del mar de Noruega y del mar del Norte propone un incremento del 26,7%. Bruselas mantiene en el mismo nivel de capturas para 2016 en el caso de la anchoa o boquerón.

En las reducciones, el Ejecutivo comunitario, además de solicitar las relativas al rape de aguas ibéricas y del del Norte, este en un 11,9%, propone recortar en casi un 30% las capturas para el bacalao de aguas ibéricas y en un 20% el bacalao del mar del Norte.

De la misma forma, propone unas reducciones de las capturas del abadejo del Golfo de Vizcaya de un 20% y del entorno del 20% para la pescadilla de aguas ibéricas.

Por último, el Ejecutivo comunitario defiende una prohibición completa de las captura de lubina en el primer semestre de 2016 tanto para las embarcaciones comerciales como para las recreativas para evitar el "dramática disminución" de esta población. Para la segunda mitad del año, Bruselas permitirá un límite mensual de una tonelada por embarcación comercial.

El presidente de la asociación pesquera europea Europêche, Javier Garat, ha señalado que los pescadores europeos se encuentran bajo presión, puesto que en 2016 se aplicarán las nuevas políticas de desembargo para especies demersales. "Me satisface que la Comisión proponga mayores cuotas para ayudar a que los pescadores se adapten a este cambio radical, esperemos que sean adecuadas", ha expresado.

Asimismo, ha señalado que el Ejecutivo comunitario "debe garantizar el uso de esta y otras medidas de flexibilidad para permitir a los pescadores que alcancen los objetivos de la Política Pesquera Común (PPC)".

Comentarios