miércoles 26/1/22
CAMARGO

Bolado se solidariza con la madre saharaui que reclama justicia para su hijo asesinado

La alcaldesa ha recibido a Takbar Haddi, que está realizando un recorrido por los principales ayuntamientos de la región para exponer el caso de su hijo, que "sufrió agresiones" cuando reclamó "sus derechos" en Marruecos.

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, durante el encuentro con Takbar Haddi
La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, durante el encuentro con Takbar Haddi

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, y la concejala de Cooperación, Ayuda Internacional e Inmigración, Jennifer Gómez, han recibido este martes a la mujer saharaui Takbar Haddi, que el pasado año llevó a cabo una huelga de hambre para reclamar al Gobierno de Marruecos que le devolviera los restos de su hijo asesinado en El Aaiún, y que -acompañada por miembros de la organización Alouda Cantabria- está manteniendo durante estos días una serie de encuentros con representantes institucionales para dar a conocer su caso y denunciar la situación del Sahara Occidental.

Bolado ha mostrado su solidaridad con la mujer "porque para toda madre es muy duro perder a un hijo, y más en estas circunstancias" y ha elogiado su "entereza y fortaleza" por "la lucha llevada a cabo durante todos estos meses", mientras que Gómez ha refrendado el "compromiso" de Camargo en "colaborar con las familias saharauis y en ayudar a dar a conocer sus problemas en todo lo que podamos".

Durante el encuentro, Haddi ha denunciado que el de su hijo "es uno de los miles de casos que se dan en el Sahara Occidental" donde la población "vive con miedo bajo la represión policial" y "sin una atención sanitaria adecuada", y ha recordado que ella misma también "sufrió agresiones" cuando reclamó "sus derechos" sobre el cuerpo sin vida de su hijo, de cuyo fallecimiento mañana se cumplen un año y cuatro meses.

Haddi ha mostrado su confianza en que la campaña que está llevando a cabo no sólo sirva para denunciar la muerte de su hijo y para que "se haga justicia", sino para poner el foco sobre los "40 años de agónica situación en la que vive el Sahara Occidental".

El hijo de Haddi, Mohamed Lamin Haidala, era un joven activista de 21 años que según la familia fue agredido con piedras y arma blanca, y encarcelado tras no recibir la "atención médica adecuada", y falleció a los pocos días.

Desde entonces su madre ha llevado a cabo acciones de protesta como una huelga de hambre ante el Consulado de Marruecos en Las Palmas de Gran Canaria, así como una recogida de firmas ante la Delegación del Gobierno de España en Canarias.

Comentarios