miércoles. 17.08.2022
GANADERÍA

5.000 cabezas de ganado suben del valle de Camaleño al puerto de Áliva

El consejero de Ganadería, Guillermo Blanco, y el alcalde de Camaleño, durante la subida del ganado al puerto de Áliva
El consejero de Ganadería, Guillermo Blanco, y el alcalde de Camaleño, durante la subida del ganado al puerto de Áliva

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha participado hoy en el inicio de la tradicional subida del ganado del valle de Camaleño hacia el puerto de Áliva, en el interior del macizo central del Parque Nacional de Picos de Europa, donde permanecerán hasta el mes de octubre.

En la subida han participado alrededor de 2.500 de ganado vacuno, 2.000 de caprino y ovino y 400 de equino, lo que supone cerca de 5.000 cabezas de ganado, así como un número considerable de ganaderos.

En la subida han participado alrededor de 2.500 de ganado vacuno, 2.000 de caprino y ovino y 400 de equino

Acompañado por el alcalde de Camaleño, Óscar Casares, y por la directora general de Ganadería, Beatriz Fernández, el consejero ha destacado la excelente calidad de los ejemplares participantes, así como la situación de los pastos de los puertos para que los animales puedan pasar la temporada estival en perfectas condiciones.

También ha puesto en valor la subida del ganado al puerto de Áliva, una práctica que permitirá a los ganaderos realizar las actividades de mantenimiento de sus explotaciones mientras sus animales permanecen en las altas praderías de los Picos de Europa.

Procedentes de los diferentes pueblos del valle, centenares de vacas, caballos, ovejas y cabras han realizado la ascensión al puerto de Áliva bajo la supervisión de sus propietarios, que como es tradición desde la Edad Media, dejan a sus animales en las diferentes majadas de Picos de Europa para que pasten durante la época estival.

Tras saludar a algunos de los ganaderos que han ido subiendo el puerto a lo largo de la jornada de hoy y reconocer el esfuerzo de todos ellos por contribuir a mantener una tradición histórica, el consejero ha subrayado las potencialidades de las praderías de los Picos de Europa a la hora de mantener la alta calidad genética del ganado cántabro.

El consejero ha aprovechado su visita a Áliva para conocer de primera mano las necesidades de los ganaderos de la zona y ha reafirmado el compromiso de su departamento de seguir apostando por el crecimiento de esta actividad, “al ser el motor de la economía de las zonas rurales y una de las señas de identidad de Cantabria que no debemos perder nunca”.

Comentarios