miércoles 1/12/21
CAMARGO

El Ayuntamiento intervendrá en el problema de la plusvalía de la familia desahuciada en julio

El Consistorio ya ha denegado la exención por dación en pago, y ha reiterado que dará una solución a la familia.

Ayuntamiento de Camargo
Ayuntamiento de Camargo

El Ayuntamiento de Camargo está buscando una solución para que la familia desahuciada que en julio tuvo que entregar su vivienda a una entidad bancaria como dación en pago, y a la que el Consistorio ayudó en el acceso a una vivienda en alquiler, no tenga que pagar ahora la plusvalía.

Ante la queja difundida por la PAH Santander, después de que el Ayuntamiento haya denegado a la pareja la exención de la plusvalía por dación en pago, la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, ha señalado que "igual que se les ayudó en su día cuando fueron desahuciados, esta familia tiene que estar plenamente segura de que vamos a continuar estando a su lado en todo momento para darles una solución en el asunto de la plusvalía".

En este sentido, ha recalcado que el Ayuntamiento "sigue trabajando en su problema aunque, como todo proceso administrativo, requiere su tiempo y gestiones".

También ha avanzado que "al igual que he hecho muchas veces durante estos últimos meses, en los que he mantenido un contacto constante con la familia, me volveré a reunir con ellos en las próximas horas para explicarles cuál es la situación actual del proceso".

Bolado ha recordado que esta familia se puso en contacto con ella el pasado mes de julio ante una situación urgente y que, tras realizar las gestiones necesarias, se consiguió una vivienda de alquiler de un día para otro.

En la resolución, el Ayuntamiento de Camargo deniega la exención al considerar que se trata de "una compraventa entre particulares, sin que haya una dación en pago de la vivienda, independientemente de que dicha vivienda tenga una hipoteca a favor de Bankia que ha sido liquidada por el importe de la venta el 30 de julio, fecha en la que el recurrente no transmitió la vivienda a la entidad bancaria mediante dación en pago sino a un particular".

La PAH explica que Bankia vendió la vivienda a otra familia a un precio muy por debajo de la deuda que tenían con la condición de condonar el resto de la deuda en el mismo momento, de forma que la vivienda fue vendida en unos 88.000 euros y la deuda condonada hasta aproximadamente 140.000 euros en que se firmaron las escrituras.

"Si esto no es una "dación en pago" ¿Qué es una "dación en pago"? No es posible que esta familia vea de nuevo el fantasma de un embargo por un impuesto injusto que grava unos beneficios que no se produjeron", afirma la PAH en un comunicado de prensa.

Comentarios