lunes 25/10/21
NATURALEZA

Todos contra el lobo

parlamento02
Pleno del Parlamento de Cantabria

La cuestionabilidad de los censos y las teorías sobre lobos que “un día bajan al paseo Pereda” o cuyas poblaciones se desarrollarían “indefinidamente” han marcado hoy el debate del lobo en el Parlamento de Cantabria, cuyo Pleno ha rechazado una proposición no de ley de Cs que instaba al Gobierno autonómico a “llevar a cabo un estudio de la población del lobo en Cantabria que determine cuántos ejemplares existen, cuántos ejemplares son asumibles por la base territorial de la comunidad autónoma, y dónde se ha de zonificar la población del lobo en Cantabria”. La iniciativa ha recibido 14 votos a favor –los de PP, Cs y Vox– y 19 en contra –los de PRC y PSOE, las fuerzas que sostienen al Ejecutivo y que hoy han registrado la ausencia de dos parlamentarios–, por lo que ha sido rechazada aunque los cinco grupos coinciden por activa o por pasiva en que la caza de lobos debe seguir siendo la principal y prácticamente única herramienta de gestión de una especie protegida por la legislación de la Unión Europea. Además, el debate ha evidenciado lo que han recordado a este diario fuentes conservacionistas: que el Gobierno autonómico “encarga los censos de lobos a una empresa consultora” y que “no hay ningún censo de lobos en Cantabria publicado en ninguna publicación científica ni sujeto a ninguna revisión externa cualificada”.

El Gobierno reconoció hace pocos meses que no disponía de datos fidedignos y sin embargo recientemente afirmó con rotundidad, en bae a   ‘indicios’, que viven 19 manadas”

En la exposición de motivos de la iniciativa de Cs se aseguraba que el “primer paso” para llevar a cabo el “control poblacional” del lobo es conocer “exactamente” cuántos ejemplares de esta especie viven en Cantabria y se denunciaba que el Gobierno autonómico reconociera hace pocos meses que “no disponía de datos fidedignos acerca del número de lobos” que viven en la comunidad autónoma y sin embargo recientemente afirmara “con rotundidad, en base a indicios” que en Cantabria viven 19 manadas. “Desconocemos por completo qué indicios son los que llevan a esta afirmación y si se trata de una cantidad estimada o de si se ha realizado un estudio pormenorizado del número de manadas que viven en Cantabria”, se añadía.

Durante la presentación de la iniciativa, la parlamentaria de Cs Marta García ha asegurado que aunque los “estudios y datos” del Plan de Gestión del Lobo en Cantabria son “muy cuestionables”, si según el censo estatal de 1988 en Cantabria había 27 ejemplares y según los datos que maneja la Consejería de Desarrollo Rural este año 2019 hay 171, “la población de lobos ha crecido un 633%”. “Los lobos van aumentando su presencia en núcleos de población y cada vez están en cotas más bajas”, ha señalado en otro momento de su intervención García, que ha ironizado con que “un día bajan al paseo Pereda y a las playas del Sardinero”. A la parlamentaria de Cs también le han parecido pocos los 34 ejemplares de lobo que el Gobierno autonómico PRC/PSOE ha autorizado a abatir esta temporada 2019/20 –seis de ellos por personal de la Administración autonómica, que sólo el pasado mes de agosto ya abatió cuatro–, pues según sus cálculos 171 ejemplares a “una media de nueve ejemplares” por manada suponen 19 manadas –“no hablemos de las itinerantes, que son cuatro”, ha advertido–, a “una media de cinco crías” por manada y año, “95 lobos nacen cada temporada”, ha zanjado. “Las manadas han crecido exponencialmente”, ha asegurado en la misma línea el parlamentario del PP Pedro Gómez, que ha responsabilizado de ello al Ejecutivo por mirar “para otro lado”. El parlamentario de Vox Cristóbal Palacio ha ido aún más allá y ha asegurado que como “no tiene depredador”, el lobo “va a seguir desarrollándose indefinidamente y terminar paseando por las calles de Cantabria”.

“Las especies apicales no se reproducen indefinidamente; si no, la sabana estaría llena de leones y no de cebras”, responde el PSOE a Vox

Por su parte, el parlamentario del PRC Antonio Hernando ha asegurado que para redactar y aplicar el Plan de Gestión del Lobo en Cantabria “se han realizado estudios detallados” y que existen también “informes y mapas”, aunque no ha hecho referencia a ninguno. En la misma línea, el parlamentario del PSOE Javier García-Oliva ha asegurado que el Plan de Gestión del Lobo en Cantabria “se basa en criterios técnicos científicos”, pero ha reconocido que una especie apical –es decir que carece de especie depredadora– es “imposible” que crezca de la manera que arrojan ciertos censos, por lo que ha reconocido un “problema de metodología”, al haber utilizado los diversos censos diferentes metodologías. “Las especies apicales no se reproducen indefinidamente, tienen mecanismos de control; si no, la sabana estaría llena de leones y no de cebras”, ha ironizado también García-Oliva sobre las palabras del parlamentario de Vox.

Sólo uno de los cuatro grupos, el PSOE, ha hecho alguna crítica a la caza de lobos como herramienta de gestión de una especie protegida por la legislación de la Unión Europea. “No es de recibo controlar el lobo en 2019 a tiro limpio, con los mismos métodos que hace 200 años”, ha dicho García-Oliva, aunque por supuesto sin hacer mención al Plan de Gestión del Lobo en Cantabria del Ejecutivo PRC/PSOE.

Comentarios