miércoles. 28.09.2022
CANTABRIA

Aumentan los delitos en menores de 14 años y se incrementan las denuncias por violencia de género

Un grupo de jóvenes paseando
Un grupo de jóvenes paseando

Los procedimientos penales crecieron en su conjunto en Cantabria un 14% en 2021 en relación al año anterior, cuando descendieron un 18%, con lo que las cifras del último ejercicio, todavía marcado por la pandemia, están ya "cercanas" a las del 2019, el previo al Covid.

Entre otros delitos que han aumentado destacan los cometidos por menores de 14 años, que han subido "mucho", hasta rebasar el centenar, una cifra "escalofriante".

Así lo ha expresado este martes la fiscal superior de la comunidad autónoma, Pilar Jiménez, durante la presentación de la memoria del ministerio público de 2022, correspondiente al ejercicio 2021, que fue "muy complicado", y con el que además "salíamos de un año "durísimo".

En cuanto a la resolución de las causas, ha indicado que se incrementó la celebración de juicios, en los juzgados y sobretodo en la Audiencia Provincial (hubo el doble), lo que constituye "la nota positiva", en tanto que la "negativa" y lo que "cojea" es la pendencia (diferencia entre asuntos ingresados y no resueltos), que continúa siendo "preocupante", aunque hay que relacionarla con la 'vuelta a la normalidad'. "No la hemos podido afrontar (la pendencia) y sigue siendo un dato preocupante", ha manifestado la fiscal superior, antes de referirse entre los motivos de esta situación a la "lentitud" del procedimiento abreviado, que es "obsoleto" y "ralentiza" los casos que siguen por él: "No es una herramienta adecuada para dar una respuesta rápida a los ciudadanos, pero es la que tenemos", ha lamentado.

Por tipo de causas, ha destacado el incremento en violencia de género -tanto de denuncias como de acusaciones, y pese a la "descompensación" que existe entre ambas cifras- y, también, la doméstica (especialmente de hijos hacia padres y abuelos, que ha llamado a denunciar): ha crecido un 24%, el mismo porcentaje que los delitos contra la libertad sexual.

Igualmente, y siguiendo dentro del ámbito de menores, ha habido más denuncias por abusos -no así de escritos de acusación-, a la par que ha crecido el acoso escolar, punto en la que la máxima representante de la Fiscalía en la comunidad ha valorado la mayor sensibilidad de familias y centros ante este problema.

Asimismo, se han "disparado" los delitos informáticos, entre otros motivos por las estafas a través de Internet, posiblemente no porque se hayan cometido más, sino porque los ciudadanos se han animado a denunciar, según ha considerado la jefa de la Fiscalía en la región en su comparecencia en el Parlamento autonómico y después de dar cuenta de la memoria al presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla.

Jiménez también ha mostrado su preocupación por la "violencia gratuita" que suponen los delitos de odio, ya que si bien no son "importantes" desde el punto de vista numérico, sí lo son por su repercusión en la convivencia social. Al hilo, se ha referido a la violencia que se comete a través de las redes sociales, que ha considerado "terrible", pues tienen "difícil control" y tras ellas "se esconden los cobardes".

Y contra la vida, el año pasado se cometieron nueve, incluidos los homicidios por imprudencia, una cifra de por sí "alarmante" aunque no supone incremento respecto al ejercicio previo. Mientras, sí han subido los delitos contra la integridad física. Asimismo, cuestionada por los parlamentarias, se ha referido a actividades como la prostitución y, más concretamente, a que el ejercicio de la misma se ha venido trasladando tras el confinamiento de clubs a pisos, unos 500, según datos recabados por las ONGs que atienden y ayudan a las víctimas de trata, y que son "muchísimos" para una población como la de Cantabria.

En su intervención, Jiménez ha llamado a reflexionar sobre la necesaria protección del medio ambiente, más ante el cambio y la emergencia climática, y ha abogado por denunciar y poner el foco en este tipo de delitos, contra la flora y la fauna -incendios forestales, vertidos, etcétera-.

En materia de seguridad vial, ha subrayado -y agradecido- el aumento de los controles de alcoholemia y también de drogas, que tienen un efecto disuasorio y "salvan vidas". Los practicados el año pasado desembocaron en 25 procedimientos por delitos contra la seguridad.

DESCIENDE MUCHÍSIMO EN 2022 EN INTRUSISMO EN EL PUERTO DE SANTANDER

Cuestionada por asuntos más concretos, como dentro del ámbito de la inmigración ilegal el intrusismo en el Puerto de Santander, especialmente de albaneses que quieren llegar al Reino Unido, Jiménez ha recordado que el número de polizones en barcos repuntó "muchísimo" en 2018 y 2019. Y tras señalar que en 2021 hubo también "bastantes" incursiones, ha avanzado que este 2022 han disminuido igualmente "muchísimo", tendencia que ha atribuido a las condiciones económicas en ese país.

En todo caso, ha considerado que quienes intentan colarse en los buques son "víctimas" y ha mostrado su preocupación por las redes que están detrás de esos ciudadanos.

RETOS DE LA FISCALÍA

En cuanto a los retos futuros de la Fiscalía de Cantabria, su jefa -que ha destacado la "estabilidad" de la plantilla y el refuerzo de las secciones de delitos económicos y de ejecución-, ha vuelto a pedir la oficina fiscal, una necesidad que "sigue llegar", y más concretamente a la figura del coordinador.

"Lo pido todos los años. Espero conseguirlo. No crean que he tirado la toalla", ha advertido, en el turno de réplica en la comisión parlamentaria, a las intervenciones de los diputados de los grupos: PRC, PP, PSOE y Mixto (Cs y Vox).

También se ha referido al impulso y fortalecimiento de la oficina de atención a las víctimas, implantada en el complejo judicial de Las Salesas, y a la revisión de la situación de las personas con discapacidad para respetar su autonomía, tras la reforma legal en este sentido.

Se estableció un plazo de tres años -ya ha transcurrido uno- y en junio faltaban 2.000 de revisar, tarea que se reparte entre los juzgados y la Fiscalía, y para la que se ha obtenido un fiscal de apoyo en la región.

GRANDÍSIMO TRABAJO

Por su parte, el presidente regional ha reconocido el "grandísimo trabajo" que ha llevado a cabo la Fiscalía de Cantabria a lo largo de la pandemia, al igual que el conjunto de órganos judiciales, y ha valorado especialmente el incremento en estos momentos de la actividad y del número de casos resueltos.

Así se lo ha trasladado Revilla a la fiscal superior durante el encuentro protocolario que han mantenido en el Gobierno, previo a la presentación formal en el Parlamento de la memoria anual de la institución. En la reunión también ha participado la consejera de Presidencia y Justicia, Paula Fernández.

Sobre el contenido del documento, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que el balance -aumento de los delitos un 14%- está en línea con la "tónica general" de España y responde a la comparativa con un 2020 en el que la delincuencia bajó en la comunidad y en el resto del país por las restricciones sanitarias que aún seguían vigentes y a la merma de la actividad por la pandemia.

El jefe del Ejecutivo ha puesto el acento en el aumento de los delitos relacionados con la violencia doméstica, Internet, contra los menores y también los cometidos por menores de 14 años, una situación que, según ha dicho, "preocupa" y obliga a la comunidad autónoma a prestar una "especial dedicación" para prevenir estos comportamientos, sobre todo desde el ámbito educativo.

 

Comentarios