martes. 28.05.2024

El Principado ha defendido este sábado que el proyecto de adaptación de la red ferroviaria previsto entre Santander y Bilbao tenga continuidad hacia Asturias con una mejora de la actual línea de ancho métrico entre Oviedo y Santander.

"Esta obra podría incluir renovaciones de trazado notables, pero sin plantearse un nuevo diseño generalizado, dado el alto impacto y coste que supondría", ha indicado a través de unas declaraciones enviadas a los medios el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial asturiano, Alejandro Calvo.

Del mismo modo, ha señalado que la reforma, "adecuadamente planificada", podría ser aprovechada por los servicios existentes de cercanías a medida que se fueran concluyendo las diferentes actuaciones y, una vez finalizada toda la adaptación, cabría plantearse un cambio de ancho hacia el estándar, "consiguiendo de esta forma una línea con mayores prestaciones y mejor conectividad efectiva dentro de la red internacional".

Esta será la posición del Gobierno de Asturias ante el encuentro de presidentes de comunidades del arco atlántico, que se celebrará el lunes 13 de marzo en Vitoria-Gasteiz y al que acudirá el presidente Adrián Barbón junto con el lendakari del Gobierno Vasco y los presidentes de la Xunta y del Gobierno de Cantabria.

Con todo, desde el Principado han señalado que bien se contempla la planificación de la mejora de la línea cantábrica, la prioridad para el Gobierno de Asturias es centrar los esfuerzos inversores en asegurar la ejecución en plazo de las obras que actualicen el trazado y prestaciones del Corredor Atlántico Noroeste a su paso por Asturias, "que nos conecta con la meseta y con la red transeuropea, a la vez que se avanza en el plan de cercanías ferroviarias que cada día utilizan miles de asturianos en sus desplazamientos cotidianos".

En cuanto a la actualización de la conexión cantábrica hacia Asturias, la posición del Gobierno de Asturias pasa por contemplar que las mejoras de la extensión del tramo Bilbao-Santander hacia Asturias permitan el tráfico mixto de pasajeros y mercancías y que resulten beneficiosas para los principales núcleos de población, ofreciendo tiempos de viaje competitivos frente a la carretera.

El tramo Bilbao-Santander cuenta con un estudio informativo publicado el pasado mes de diciembre que analiza seis opciones, y se trabaja con el objetivo de que esta conexión se incluya en el Red Básica Ampliada Europea para que las obras puedan ejecutarse en torno al año 2040, han indicado desde el Ejecutivo.

Asturias rechaza un nuevo diseño y apuesta por mejorar la línea Oviedo-Santander
Comentarios