sábado 22/1/22
SUCESOS

El asesinato de la mujer y su hija en Liaño de Villaescusa fue con arma blanca

Vivienda donde vivían una mujer y su hija asesinadas presuntamente por su expareja y padre, a 18 de diciembre de 2021, en Liaño de Villaescusa
Vivienda donde vivían una mujer y su hija asesinadas presuntamente por su expareja y padre, a 18 de diciembre de 2021, en Liaño de Villaescusa

El asesinato de la mujer de 40 años y su hija de once meses en Liaño de Villaescusa, presuntamente a manos de su expareja y padre de la niña, quien se ha declarado inocente tras ser detenido, se produjo con arma blanca.

Así lo ha confirmado este sábado el alcalde de Villaescusa, Constantino Fernández, en declaraciones a medios durante la concentración convocada por la Comisión 8 de Marzo frente a la Delegación del Gobierno, a la que han acudido unas 400 personas para condenar el asesinato.

El regidor ha señalado que la investigación de la Guardia Civil continúa bajo secreto de sumario. "Parece ser que se declara inocente y esta mañana me han confirmado que hay arma blanca, que ha sido por arma blanca", ha dicho.

El detenido fue condenado con anterioridad por violencia de género contra otra mujer

Asimismo, la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha indicado que el detenido, de 43 años, sobre el que constaba una orden de alejamiento de su expareja dictada por el Juzgado de lo Penal número 5 de Santander y quien fue condenado con anterioridad por violencia de género contra otra mujer, pasará a disposición judicial en las próximas horas.

También ha apuntado que la Guardia Civil, a nivel de Dirección, ha abierto información reservada para saber si los protocolos que se siguieron durante la actuación han sido los "adecuados".

Según el vicepresidente del Gobierno, Pablo Zuloaga, cuando se confirme que se trata de un crimen de violencia de género, el Ejecutivo autonómico solicitará personarse como acusación popular a las familias de las víctimas, quienes ya están recibiendo labores de acompañamiento psicológico a través de la Dirección General de Igualdad y Mujer.

Los hechos ocurrieron en una vivienda de Liaño de Villaescusa, donde efectivos de la Guardia Civil localizaron ayer, viernes, los cuerpos sin vida de la mujer y su hija después de que sus familiares denunciaran la desaparición de ambas.

El Ayuntamiento de Villaescusa, cuyos vecinos están "consternados" por este suceso, ha convocado una protesta mañana, domingo, a las 12.00 horas frente al Consistorio, en repulsa por este asesinato.

CRONOLOGÍA

La mujer asesinada el pasado jueves, Ana Jaular, acudió el pasado jueves por la mañana al restaurante donde trabajaba. Desde allí hizo la primera llamada a la Guardia Civil para avisar de que su expareja se encontraba en su casa, donde había manifestado un comportamiento violento. Tras la llamada, por la tarde los agentes avisaron a la víctima de que el hombre se había marchado del hogar y que ya podía volver.
Ella regresó al domicilio, pero más tarde el hombre, con iniciales J. R. C., volvía a estar allí. De nuevo la Guardia Civil regresó al domicilio. Minutos después el hombre salía de la casa, asegurando que ya no volvería a la misma.

Ya en la mañana del viernes, la madre y la hermana de la mujer se personaron en el domicilio, porque nadie contestaba al teléfono. Amabas mujeres, junto con un compañero de trabajo de la Ana Jaular, accedieron al interior del hogar. El panorama era desconcertante, ya que todo estaba destrozado y tirado por el suelo. En ese momento llamaron a la Guardia Civil y continuaron buscando a la madre y a su bebé por las zonas aledañas a la casa.


Poco después, la expareja de la mujer y padre del bebé, se presentó en el cuartel de la Guardia Civil de Astillero. Sin embargo, el hombre negó los hechos. Mientras el hombre se encontraba en el cuartel, la Policía Científica halló los cadáveres de la mujer y el bebé.


Finalmente, a las dos de la tarde, con el presunto homicida en el cuartel, la Policía Científica hallaba los cuerpos de la madre y de su bebé ocultos en el corral de la casa con marcas de puñaladas -por lo que se ha dado el aviso a los vecinos del pueblo para que avisan si se encuentran con algún tipo de cuchillo- concretamente debajo de la lona de una piscina hinchable. Desde entonces varios vehículos de la Guardia Civil custodian el número 232 del barrio Santa Ana, en Liaño (Villaescusa).

CONDENADO CON ANTERIORIDAD POR VIOLENCIA DE GÉNERO

El detenido había sido condenado con anterioridad por violencia de género, por amenazas e injurias sobre una mujer que no fue la encontrada ayer sin vida, han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC).

Además, el pasado 6 de noviembre el Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 1 de Santander dictó una orden de protección consistente, entre otras medidas, en la prohibición de comunicar y acercarse a la mujer ayer encontrada.

Al detenido se le juzgó el pasado 25 de noviembre en el Juzgado de lo Penal nº 5 de Santander -especializado en violencia de género- por amenazas y maltrato, y se encontraba pendiente de sentencia. No obstante, la medida cautelar de alejamiento ayer estaba en vigor.

El Juzgado de Instrucción nº3 de Santander, en funciones de guardia, ha declarado el secreto de las actuaciones.

Comentarios